Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vasko Vassilev: "El flamenco es la pureza"

El violinista búlgaro protagoniza hoy a las 21 horas un recital en Bellver, donde presentará su proyecto 'Pasión flamenca'

Vassilev, en Santanyí, en 2018.

Vassilev, en Santanyí, en 2018. Martí Picorelli

No es la primera vez que el concertino de la Royal Opera House de Londres visita la isla, lo ha hecho en otras ocasiones, hace dos años en Santanyí y el año pasado en Bellver. No hay duda que el búlgaro es uno de los músicos más eclécticos del panorama actual ya que diversifica sus actuaciones como músico clásico con otros proyectos más populares como este que presenta hoy en Palma.

"El flamenco es la pureza, tiene una identidad propia muy arraigada. El flamenco es canción, es ritmo, es baile. Esa música conjuga muy bien con el violín. La guitarra y el violín se complementan en el flamenco", afirma.

En este proyecto aparece acompañado por tres instrumentistas a los que el virtuoso califica de "acompañantes increíbles": Carlos Llave a la guitarra, Juan Heredia a la percusión y Víctor Vallejo al piano y a la trompeta. El cuarteto interpretará obras de Paco de Lucía, Pablo Sarasate y Astor Piazzola, entre otros. "Sarasate y de Lucía son únicos, como solistas y como compositores. Y si además añadimos el tango de Piazzola, entonces el interés del proyecto está garantizado".

En anteriores proyectos, Vassilev ha actuado junto a Sting o a los Rolling Stones. Sobre estas colaboraciones, Vassilev tiene claro que lo importante es hacer buena música. "Si los artistas con los que trabajas tienen nivel y son talentosos, da igual el formato o el estilo. La versatilidad es positiva. Lo importante es hacer música bien", y añade: "Sting es muy grande y como todo músico que adora a Bach, es fácil el entendimiento".

A la pregunta de si se sitúa diferente ante un recital sinfónico o ante un proyecto pop, el violinista búlgaro es tajante: "Si te consideras un profesional y amas la música, puedes tocar cualquier cosa, un día tango, otro día ópera. Hacer música es como viajar en el tiempo, debes adaptarte a cada momento. Cambiar de estilos ayuda a mejorar".

Vassilev fue considerado un niño prodigio, pues a los ocho años ya daba recitales de violín. "Mis padres", afirma, "también eran músicos, con lo cual siempre había música en casa. Me eduqué con el violín, aunque he ido mejorando (ríe). La vida me ha abierto caminos. Si un joven escucha y vive la música, seguro que tendrá oportunidades".

Ya a los veintitrés años fue nombrado concertino de la Royal Opera House de Londres. Fue el gran director holandés, hoy nonagenario, Bernard Haitink quien intuyó las posibilidades del joven violinista. "Haitink es único. Casi sin hablar sabe conseguir un sonido especial de sus músicos. No hay muchos como él. Hemos hecho muchas cosas juntos y siempre he aprendido algo de ese gran maestro".

Después de veinticinco años como primer violín de la ópera de Londres, recuerda especialmente a Luciano Pavarotti: "Su última Tosca en Londres es uno de los momentos más emocionantes de mi carrera como miembro de la orquesta del Covent Garden. También tengo recuerdo de muchas de las veladas junto a Josep Carreras", comenta.

Durante este verano a Vasko Vassilev, como a muchos otros músicos, se le han cancelado proyectos musicales como un recital con Anna Netrebko, entre otros. Para él, "habrá un antes y un después de la pandemia. Tendremos que reinventar proyectos con menos músicos. Soy positivo por naturaleza, pero pienso que deberemos ser creativos y hacer más música de cámara o bien descubrir versiones curiosas como las sinfonías de Beethoven en las transcripciones que hizo Liszt".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats