06 de diciembre de 2019
06.12.2019
Diario de Mallorca

Llorenç Romera (Salvatge Cor): "Aún busco la manera más cómoda de exponerme"

Llorenç Romera (Palma, 1986) es el cantante, letrista, compositor y motor creativo de Salvatge Cor

06.12.2019 | 20:04
Llorenç Romera (Salvatge Cor): "Aún busco la manera más cómoda de exponerme"

La banda se autodefine como "pop post-Bowie", pero les enguanta mejor la descripción de pop conmovedor. Por intensidad, sonora y sensitiva. Por sus textos, personales hasta lo verdadero. Al hilo de lo que escribió Sylvia Plath ("Las fuentes resecas / las rosas terminan") se entrevé que las canciones de Salvatge Cor no son imperecederas, sino infinitas.

Tras el EP L'Ú (Runaway, 2015) y un primer larga duración, Hi ha gent que entra dins la teva ÀNIMA i ja no en sortirà mai més (Discmedi, 2018), hoy viernes presentan su nuevo álbum, Bruixes (Discmedi) en el Novo Café Lisboa (21:30 h., 8 €).

"AÚN BUSCO LA MANERA MÁS CÓMODA DE EXPONERME"

-Siempre he querido preguntártelo: "No admeto els vostres judicis / ni les vostres opinions / Jo no sóc de cap manera" [Fang a l'érem del mirall, canción que abre Hi ha gent...]. Esta entrevista está destinada al fracaso. No se puede entrar en Llorenç Romera.
-Piensa que el fracaso siempre tiene cosas positivas. Diría que incluso se aprende más.
-¿Cómodo entonces con tu nivel de exposición personal, vertiente artística mediante?
-No. Aún sigo buscando la manera más cómoda de hacerlo, y sobre todo probando diferentes formas de hacerlo.
-¿Los tantos por ciento de escritor de canciones y escritor de textos están equilibrados?
-Al principio no, en absoluto. No me sentía nada confiado. Siempre iban primeros los textos y luego me peleaba con las músicas. Ahora escribo siempre primero la música para que condicione todo lo demás: métrica, sonoridad, etc.
-¿Siempre tuviste claro que tú tenías que ser el cantante de esta banda?
-Sí porque quería contar mis historias. A veces me han dicho que escribo de manera demasiado críptica, pero creo sinceramente que los textos son muy transparentes.
-Cuando me preguntan qué son Salvatge Cor yo siempre digo: unos creadores de himnos. Tenéis muchas canciones que visualizo coreando en éxtasis por miles de personas. ¿Voluntario?
-Porque me encanta el pop. Es una herramienta de comunicación social muy bestia. Es su función desde que se creó, su esencia, y sobre todo tiene muchas vertientes para hacerlo.
-Al mismo tiempo, siempre he pensado que Salvatge Cor engañan mucho: tenéis muchas canciones luminosas y melodías muy energéticas que sin embargo van cargadas de melancolía y hasta tristeza, vehemencia y hasta dureza.
-Cierto. Tal vez venga principalmente de los Smiths. Esas melodías muy pop, muy enrraizadas en la tradición, algo importantísimo y muy definitorio, junto con esas letras tan intensas de Morrissey.
-¿Quiénes son las bruixes?
-Los parias. Cualquiera que no tenga voz ni espacio social. Sin posibilidad de expresarse ni lugar público. Conecta con Rock'n'Roll Nigger de Patti Smith o la idea de los negros vistos como outsiders de Rimbaud. Porque como dice Casasses: poniéndote en la óptica de otros puedes entenderles mejor y ampliar tus miras.
-¿Cómo va el sueño de Salvatge Cor? ¿Se cumplen expectativas? [la segunda canción del disco es Costa amunt del somni].
-Polsina de cascall pegó muy fuerte, y tal vez pensamos que todo iría muy rápido, que tocaríamos mucho por Catalunya... Al final fue una cura de humildad. Ahora todo va muy encauzado y nos encanta: hemos hecho un videoclip para Bruixes con LeFLMs, que trabajan con Rels B, Maria Jaume Martorell, que ganó el Sona9 y canta en Flor de fusta...
-Has declarado: "Estas, sobre todo, son canciones de liberación". Pues dice Joan Margarit [poeta, último Premio Cervantes] que "la libertad es un extraño viaje".
-Lo es. Es un camino muy difícil. Puedes llegar a ser feliz, y yo lo soy, pero tienes que asumir que vas a perder cosas por el camino. Es imprescindible para crecer.
-¿Son cançons d'amor i de revolució? [título de un libro de 2007 del poeta Enric Casasses, quien colabora en Fang a l'érem del mirall].
-Siempre. Sobre todo de amor, entendido de manera abierta, no solo romántica. Amor al ser humano. Creo que hay que cambiar muchas cosas y que si lo hacemos juntos será posible, pero tal vez lo sienta porque ahora mismo estoy en un momento muy happy.
-Me da la impresión que este disco es, aunque tan solo sea un ápice, el más introspectivo que habéis grabado.
-Totalmente. Es un viaje onírico desde la noche hasta las primeras luces del día. Todo un camino que explota con la última canción del disco y una prueba de que Salvatge Cor siempre queremos experimentar.
-Por tanto, me equivoqué: sí se puede entrar en Llorenç Romera. Pero intuyo un enorme trabajo: te interesa desde Kurt Cobain a Eurocarnaval o algo tan etéreo como el polvillo de adormidera [Polsina de cascall, incluida en su primer trabajo].
-
Me gusta, me interesa mucho la vida, tanto lo positivo como lo negativo. Está muy bien la estabilidad, pero para mí son referentes las cosas que cantaba Antonio Vega o el control que tenía Bowie sobre su carrera y cómo buscaba siempre algo nuevo para crecer.





Compartir en Twitter
Compartir en Facebook