Si hay un hábito al que nos cuesta renunciar, ése es el famoso picoteo, o comer entre horas.

Es difícil controlarlo y más aún evitarlo, pero no hay que preocuparse. Porque aunque nos parezca imposible y no lo creamos, podemos hacer del picoteo algo sano.

Y no a base de productos milagro, ni cosas raras que ni siquiera están ricas. Podemos picar entre horas y disfrutar comiendo sin que la báscula se dispare.

Te puede interesar: Estos son los bulos más extendidos sobre comida sana y adelgazar ¿Qué dicen los dietistas?

Alimentos saludables y saciantes para comer entre horas

Cuando hablamos de comer entre horas siempre se nos vienen a la cabeza alimentos no muy saludables: chuches, patatas fritas de bolsa, refrescos y unas galletas, dulces o saladas, snacks varios y hasta bollería industrial.

Pero todos estos productos tienen un alto contenido en grasas saturadas, azúcar y sal.

Así que aunque nos parezcan una condena las ganas de comer fuera de hora, la realidad es que no resulta nada difícil encontrar alimentos saludables y que sean saciantes para poder matar el gusanillo que tenemos entre horas.

Eso sí, no olvides que para que sea más eficaz es fundamental llevar una dieta saludable y equilibrada. Porque te ayudará a saciarte antes y evitar esos picoteos desordenados e improvisados que nos hacen caer en las malas tentaciones.

Así que si queremos picar entre horas no hay más que ver esta lista para comprobar que se puede disfrutar, llenarse y hasta entretenerse, que muchas veces es lo que buscamos con la comida entre horas cuando estamos aburridos en casa una tarde de domingo.

Te puede interesar: La moda del Batch Cooking: ¿Cuánto dura en el frigorífico cada uno de los alimentos ya cocinados?

Avena

Es un alimento que se ha puesto de moda en los últimos años y que es conocido por sus altos niveles de fibra, además de ser también es altamente saciante.

Su versatilidad a la hora de combinarlo con otros alimentos hace que podamos tomarlo a cualquier hora del día, tanto para desayunar como para merendar, mezclado con yogur o con fruta.

Además, actualmente es muy fácil encontrar harina de avena, lo que nos da muchas más opciones, ya que podemos hacer, por ejemplo, tortitas o incluso galletas.

Aguacate

Aunque la fama que tiene es de ser un alimento muy calórico, también es muy beneficioso por su fibra y omega 3.

Y la verdad es que no es que directamente adelgace, pero sí que ayuda.

Porque diversos estudios avalan que comer media pieza de aguacate al día puede reducir hasta en un 40% el hambre durante las siguientes horas.estudios avalan

Pepinillo

Aunque quizás no tengan un aspecto de lo más apetecible, los pepinillos pueden llegar a ser tus mayores aliados.

Deja a un lado los prejuicios y dales una oportunidad, pues aportan muy pocas calorías, unas 14 por cada 100 gramos.

También son ricos en vitamina C y fibra, con un gran poder saciante. Y al final se pueden disfrutar, porque si te acostumbras están muy ricos.

Yogurt natural griego

Ese yogur tan cremoso que evitamos comprar por la extendida creencia de que engorda mucho más que el natural, contiene en realidad el doble de proteínas, lo que doblará a su vez nuestra sensación de saciedad.

Y es que si tenemos en cuenta que la proteína sacia mucho más que la grasa, el yogurt griego se acaba convirtiendo en una opción mejor y mucho más sana.

Pero atención. Es importante tener en cuenta que para que el yogurt griego produzca un efecto positivo en nuestro cuerpo tienen que ser 100% natural, es decir, que tenga los ingredientes básicos como la leche, fermentos lácteos o leche en polvo, pero que en ningún caso lleve azúcar.

Chocolate negro

Aunque el chocolate es un alimento con bastantes calorías, numerosos estudios científicos han apuntado lo beneficioso que puede ser para nuestra salud, dadas sus propiedades antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorias.

Y por si eso fuera poco, además podemos sumar que el chocolate tiene un gran poder saciante.

Pero hablamos, claro, del chocolate negro, cuanto más negro mejor. Que tiene un pequeño sabor amargo pero está buenísimo.

Además, según un estudio publicado en la revista «Nutrition & Diabetes», basta tomar una onza de chocolate negro tras la comida para que el consumo de calorías posterior se reduzca en un 17%.

Manzana

No descubrimos nada nuevo porque las manzanas siempre han sido uno de los alimentos más recomendados por los nutricionistas a la hora de seguir una dieta.

Sus propiedades ayudan a aumentar el nivel de saciedad por lo que se recomienda tomarlas entre horas.

Y si además las comes siempre con piel, que entra muy bien, comprobarás que te ayudan al tránsito intestinal.

Frutos secos, sobre todo nueces, pero con medida

Los frutos secos también son considerados «superalimentos» por sus múltiples beneficios para la salud.

Las nueces, por ejemplo, tienen un efecto muy saciante por su alto contenido en fibra, proteína y grasa. Pero debemos tener mucho cuidado con ellas, ya que  tienen más calorías de las que muchos piensan.

Lo ideal es comer unos 35 gramos al día, es decir, unas 7 nueces.

Aportan ventajas importantes para la salud, como que ayudan a reducir el colesterol, evitan el estreñimiento y aportan gran cantidad de energía, esenciales en cualquier menú de un deportista.

Otras comidas recomendadas para tomar entre horas

En nuestra despensa también podemos tener frambuesas, palomitas caseras. huevos, o un tupper que te puedes hacer con humus y crudités vegetales crudos, como zanahorias, tomates cherrys o pepinos.