Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ideas

Reflexiones sobre lo que viene

Presentamos algunos comentarios que tienen a la arquitectura como protagonista directa o tangencial

Brasilia.

Brasilia.

Hace unos meses Open House Madrid celebró su quinta edición, con la que se adapta una idea londinense de hace años, seguida ahora por muchas ciudades. Durante una semana se dispone de entrada a edificios que el resto del año son inaccesibles para disfrutar su arquitectura. Y junto a ello todos los años se celebran unas conferencias, la última bajo el nombre "Diseñando la nueva ciudad".

Anatxu Zabalbescoa propuso recuperar la relación con la ciudad del pasado. Mostró Brasilia como un mal ejemplo de la visión moderna de la urbe, volcada en el automóvil, en detrimento de personas que allí en su mayoría no tienen coche. La ciudad informal, la autoconstruida, es mucho más importante en proporción que la que levantamos los arquitectos. "El descenso en la contaminación no tiene ideologías", apunta Zabalbescoa, quien habló también de la "comodificación", el efecto de los grupos inversores que se dedican a crear propiedades carísimas en las que nadie va a vivir.

El barcelonés Miquel Adriá, otro de los ponentes, , lleva desde los noventa viviendo en México y es el creador de "Arquine", revista, archivo, difusor cultural arquitectónico. Adriá mos tró obras muy interesantes en Latinoamérica, donde las crisis son endémicas y no se explican por ello el llanto de sus colegas europeos.

Areti Markopoulo, directora del Institute for Advanced Architecture of Catalonia habló de las "Ciudades como organismo vivos". Mostró muros en cuyas oquedades se genera no sólo musgos que den un aspecto verde, también champiñones. "La tecnología está aquí para quedarse", sentenció. Defiende recuperar materiales como el adobe, la defensa de lo circular más allá delo sostenible : generar membranas a partir de residuos para aislar, quemar basura para generar energía y fertilizantes con las cenizas. Reconectar las ciudaddes con la naturaleza. En definitiva, una ciudad participativa, productiva y sensible.

Carlos Olmos, de Urban Data Analytics, expuso los cambios en el mercado inmobiliario, que hace diez años era opaco y ahora se pueden predecir el 93% de los movimientos de propiedad, tiempos de venta y movimientos de precios a partir del estudio de todas las variables que pueden generar el interés de compra. Olmos muestra la importancia del big data y la recopilación de datos geocatalogables. "La creatividad es conectar cosas", afirma citando a Steve Jobs. Hay tres agentes principales urbanos: la Administración (lo público), la empresa privada (constructores) y el usuario final. Pero también eso ha cambiado en los últimos años y el pequeño constructor local desaparece.

Luis Vidal habló sobre las ciudades del futuro. Mostró "Worldometers", página donde ofrece todo tipo de datos sobre la población mundial, desde las personas desnutridas a las que padecen sobrepeso. Necesitamos más tecnología para aprovechar la energía solar. Somos casi 8.000 millones de personas, de las que la mitad vive en ciudades y con una esperanza de vida de 80 años. Ante de medio asistiremos al nacimiento de las megacities o incluso de las gigacities. Ante ello, Vidal propone la estrategia de las cuatro "C": competir/ convivir/ compartir/conectar. El ser humano evoluciona hacia el ser urbano, aunque no se puede predecir cuanta deshumanización puede haber en ese proceso.

Marta Colás, arquitecta de Barcelona que vivió en Shangai y ahora trabaja en Madrid, . apuesta por la densificación de la ciudad. "Holanda no recalifica suelo desde 2011". eso tiene efectos como que si la ciudad se densifica un 90% la necesidad de transporte baja al 10%. Hay que buscar la compacidad, pero con espacios públicos de muy alta calidad. Habla de las ciudades TOD (Transist Oriented Design), diseñadas bajo la óptica del transporte, aunque se muestra partidaria de las POD (Pedestrian Oriented Design). Una ciudad pensada para los niños dice será mejor también para los mayores, apuntó en su conferencia en Open House.

Juan Galiardo, director de Uber España, sostuvo que no es rentable tener coches: ocupan espacio y muchos casi no se usan. Uber pool, una de las variantes del negocio, busca trayectos compartidos."Los coches son para nosotros lo que los libros para Amazon", apuntó. En sus líneas de futuro, Uber se prepara para dar servicio de patinetes y de bicicletas eléctricas. Mucho más allá, estudian el uso futuro de drones con capacidad para cuatro personas.

Denis Leontiev, arquitecto ruso, mostró el punto de vista de la educación sobre la arquitectura en su país, y la creación a través de su instituto Stelka de nuevos proyectos puntuales que mejoren la escena pública. "Soluciones de gran impacto para hacer mejores ciudades", es su propuesta. El 75% de los rusos viven en ciudades que ocupan en planta el 1% de la superficie del país. En los noventa Rusia creció muy rápido con el capitalismo sin control. Hay que seguir ciertos pasos: estrategia, programa, diseño, procedimiento, pero antes hay que analizar muy bien la ciudad. Leontiev asegura haber llegado a la conclusión de que "cuanto menos diseño hay, mayor conexión popular".

Jeffrey Montes se autodefinió como "arquitecto espacial". La obra que llevó allí a ese trenno un barril que quiere colocar en Marte para usos habitacionales. Expuso ese proyecto premiado por la NASA, cómo crea una doble capa interior, cómo el lucernario deja bajar la luz, la forma que favorece su distribución interior. Luego vimos como se imprime en 3D para en un momento dado hacer muchos y marcharnos todos al espacio exterior.

Compartir el artículo

stats