Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El duro trabajo de poner fin a ‘The walking dead’

Hablamos con Angela Kang, ‘showrunner’ de la serie desde 2017 y parte de su equipo desde 2011, sobre la recta final de un fenómeno que se resiste a morir

Angela Kang posa con el ejército de la Commonwealth en el rodajede ‘The walking dead’. JACKSON LEE DAVIS / AMC

En algún momento (todavía por concretar) de 2022 se emitirá el último episodio de The walking dead, más o menos 12 años después de la emisión del primero, aquella obra maestra de Frank Darabont en la que el silencio hablaba más alto que las palabras o los gruñidos guturales. Habrán sido en total 11 temporadas, la última de ellas dividida en tres partes de ocho episodios; la segunda, 11B, se acaba de estrenar en FOX.

La tanda arranca, obviamente, donde acabó la anterior, con algunos de nuestros héroes luchando contra los Segadores y los habitantes de Alexandria lidiando con una tormenta torrencial. Esta temporada final pudo ser un tenso crescendo, pero parece más bien concebida como largo clímax. «Cuando creamos la serie, intentamos que todo sea eléctrico todo el tiempo», explica por videollamada Angela Kang, showrunner de la serie desde 2017. «Que las cosas no dejen de moverse, sin olvidarnos, sea como sea, de tener momentos más contemplativos; eso es parte del estilo también».

Con la presión al límite

Tras escribir para la nunca emitida Day one y la efímera Terriers, Kang tuvo mejor suerte con su siguiente serie, The walking dead, en la que empezó en 2011 como editora de guion. En la tercera ya era productora; en la quinta, coproductora ejecutiva, y desde la novena se convirtió en showrunner. Algo que le pilló un poco por sorpresa: «Sabía que quería ser showrunner, pero no creía que fuera a ser en esta serie», nos cuenta. «En realidad me estaba preparando para llevar una serie en algún otro sitio, o escribir mi propia serie y venderla».

Pregunto a Kang qué grado de presión siente ahora mismo sobre el desenlace de la serie, en una escala del 0 al 10. Su respuesta estresa: «¡Es como un 25!», exclama, aunque justo después ríe. «Ahora mismo estamos llegando al final de la fase de escritura y nos estamos concentrando en acabar de filmar estos últimos episodios. Estamos luchando por crear algo que resulte épico e interesante, y que haga sentir a la gente que el viaje ha valido la pena. Quiero hacer un buen trabajo para los fans».

Concentrarse en hacer ese buen trabajo podría servir para ahorrarse campañas online para la reformulación de ese final. ¿En The walking dead se tiene mucho en cuenta la opinión de los fans? «Escribimos las cosas con mucha antelación, así que para cuando los fans están reaccionando a algo, nosotros ya estamos metidos en otra historia», dice Kang.

Fans por encima de todo

«Pero los fans deben saber que nosotros también somos fans. Somos fans de lo que Darabont planteó en la primera temporada. Somos fans de Robert Kirkman y sus cómics». Kang es también, por otro lado, fan de muchas otras cosas, y espera poder hacer algún día esa serie propia. Pero todavía pasará tiempo, no solo porque le queden «muchos, muchos, muchos meses de posproducción» de The walking dead, sino porque también será showrunner de la serie sobre Daryl (Norman Reedus) y Carol (Melissa McBride) prevista para 2023, de la que, por supuesto, no puede decir «nada», ni siquiera sobre el tono o la personalidad. «Es alto secreto. Pero creo que la intención con todo lo que pueda venir después es que haya verdaderos factores diferenciales».

Compartir el artículo

stats