Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puntos sobre las uves | 30 de mayo de 2021

De qué se trata, que me opongo

Si el Gobierno de Sánchez dijera mañana que va a cambiar la Constitución de manera que sea posible fusilar al amanecer a los políticos catalanes ahora en prisión, Casado, Abascal y Arrimadas dirían que semejante burrada es antidemocrática y supone un tremendo ataque a la convivencia y al pueblo español. Si el Gobierno de Sánchez anunciase que hay que usar Pfizer, la derechona, la derecha y la derechita no dudarían en señalar que Sánchez promueve los asesinatos al ser un terrorista proetarra apoyado por la Venezuela bolivariana. Por parecidos motivos, cualquier cosa que salga de la boca de Casado será adscrita por la presunta izquierda a la corrupción genética del PP; y si Abascal juega al fútbol o decide retirarse, sin duda será acusado de ser más fascista que Mussolini, Franco y Hitler juntos. De qué se trata, que me opongo.

Compartir el artículo

stats