13 de julio de 2008
13.07.2008
sociedad

´Alzina´: la embarcación de vela latina tradicional vuelve a navegar

13.07.2008 | 02:00
Un espectador contempla el restaurado llaüt, ayer en aguas de s´Arenal.

Tras seis años de restauración, el llaüt mallorquín regresa al mar con el fin de promocionar la cultura marítima balear

Los asistentes a la presentación del llaüt Alzina ayer en el Club Nàutic de s´Arenal tuvieron que esperar. Pero esta embarcación tradicional declarada Bien de Interés Cultural ya está a punto.
Quienes deseen disfrutar de la navegación podrán hacerlo desde hoy mismo sobre esta embarcación de vela latina de los años 40 que en la noche de ayer recibió el bautismo, a cargo del padre provincial Bartomeu Pont, tras un largo proceso de restauración.
Todo comenzó en el año 1945, cuando cuatro amigos decidieron comprar un barco que estaba a punto de ser quemado. Hoy, uno de esos jóvenes propietarios, el alcalde de Llucmajor, Lluc Tomás, se enorgullece de presentar el Alzina ante un numeroso grupo de personas. "Las barcas están hechas para navegar y para ser queridas", afirma emocionado.
Esta embarcación tradicional de las islas carga a sus espaldas un largo camino de aventuras. En sus primeros años de vida se destinó a la pesca y, posteriormente, al contrabando en la época del estraperlo. Fue barco de regatas e incluso estuvo presente en la Expo de Sevilla de 1992 representando a las embarcaciones mallorquinas.
Ayer el Alzina volvió al mar para promocionar la cultura marítima balear. Sin embargo, el trabajo de restauración comenzó hace ya seis años, cuando los Amigos del Museo Marítimo se interesaron por un conjunto de embarcaciones con valor patrimonial. Tras un segundo proceso de restauración llevado a cabo por la Escola de Mestres d'Aixa del Consell, la embarcación ya está disponible para surcar las aguas del Mediterráneo.
Se trata, según la consellera de Cultura y Patrimonio del Consell, Joana Lluïsa Mascaró, de "un patrimonio de Mallorca en cualquier ámbito" que "ha de ser protegido y cuidado, de manera que pueda moverse en el mar". Desde ahora se dedicará a cursos de vela latina y excursiones enmarcadas en la oferta de turismo rural que ofrecerá el Club Náutico s´Arenal este verano.
"Los barcos mallorquinas son para que todos los mallorquines pueden navegar y participar de diferentes actos como las regatas", explicó la consellera de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, Catalina Julve.
Los 42 palmos de eslora del Alzina navegarán "por muchos años más", concluye Tomás.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!