24 de julio de 2016
24.07.2016
La prueba

Híbrido sinpar: Kia Niro 1.6 GDI Emotion

La firma coreana ha presentado su nuevo todocamino híbrido, que saldrá a la venta en septiembre, y que a un funcionamiento y consumo excelentes hay que añadirle un precio imbatible, al menos durante su lanzamiento

28.07.2016 | 02:07
Híbrido sinpar: Kia Niro 1.6 GDI Emotion

Prueba en circuito cerrado

título del la imagen
  • El inevitable susto autónomo: Dos de las más interesantes pruebas que pudimos hacer con el nuevo Kia Niro tuvieron lugar en un circuito cerrado. En la primera de ellas tuvimos que acelerar en línea recta hasta alcanzar los 50 km/h en dirección a un muñeco que simulaba un peatón. La prueba consistía en no frenar y dejar que el Niro frenara de forma autónoma. El problema era que apenas un metro detrás del muñeco había un muro de hormigón... Pero el coche frenó. Y el corazón casi se nos salió por la boca.

    La segunda de las pruebas consistía en un rápido zigzag sorteando numerosos conos, a la máxima velocidad posible. El vehículo se encargó de gestionar automáticamente los sistemas de seguridad activa para evitar que el coche derrapara.

Hay que reconocer que un servidor siente debilidad por cualquier vehículo que ayude a cuidar el medio ambiente, independientemente de si estamos ante un coche con un motor de combustión de última generación, un híbrido o un eléctrico. De lo que se trata es de contaminar menos. Es por ello que cuando asistimos a la presentación europea del nuevo Kia Niro la predisposición ante un nuevo híbrido en el mercado era buena. Pero a la vez había dudas, y es que estamos ante la segunda aventura híbrida de la compañía coreana, y eso podría ser un serio problema.

La primera impresión al ver el Kia Niro es agradable. El coche es comedido en lo que a tamaño se refiere, algo que es de agradecer si hablamos de conducciones urbanas. Y además su diseño es realmente atractivo. La mezcla de elementos clásicos de la marca, como su distintiva parrilla frontal, junto a elementos totalmente novedosos como los nuevos materiales, hacen del Niro un crossover que no te cansas de mirar. Su agresiva vista frontal, presidida por la parrilla ya mencionada, está rematada por unas luces LED diurnas con un curioso diseño que hacen del Niro un coche diferente.

Cuando te subes en él y empiezas a conducirlo, enseguida te das cuenta de que estás en un vehículo que ha sido fabricado con mimo y con atención a todos los detalles, como el volante calefactado o los asientos refrigerados. Sí, has leído bien: los asientos del Kia Niro en su versión Emotion tiene asientos con aire acondicionado. Y eso es una maravilla...

Su diseño interior es moderno pero con carácter. Los paneles brillantes contrastan con la tapicería –disponible en tres acabados– lo que le confieren mucho estilo. Sorprende notablemente su gran espacio interior y su habitabilidad. Pese a ser un todocamino de tamaño medio, el sitio entre asientos es mayor que en otros vehículos de su segmento. De hecho, el Niro tiene el mayor espacio interior del mercado comparado con otros vehículos similares.

El salpicadero está presidido por un moderno sistema multimedia que incluye un navegador con pantalla de 8" en la que hay, entre muchas otras cosas, servicios como el sistema de tráfico en directo TomTom Live o plataformas de gestión de móviles como Apple Car Play o Android Auto.

Inagotable tecnología
Pero donde destaca el nuevo Niro es en su equipamiento tecnológico. Si damos un repaso al mercado de automóviles actual se nos hará difícil encontrar un vehículo con semejante cantidad de tecnología a un precio tan ajustado. Y si hablamos de híbridos, entonces el Niro gana por goleada.

Hablar de sistemas de detección de peatones, cámaras de asistencia al aparcamiento, cargadores inalámbricos de móviles o de controles de cruceros adaptativos puede parecer algo muy visto, pero no hay que olvidar que estamos hablando de un vehículo híbrido, y aquí la tecnología está absolutamente por todas partes.

El sistema Eco Drive Assistant exclusivo del Kia Niro es un sistema predictivo capaz de adaptar la carga y el uso de las baterías del coche en función de la conducción que se está haciendo. De esta forma, si hay que subir una cuesta muy pronunciada, el sistema cargará previamente y al máximo las baterías para así subir usando más electricidad, ahorrando combustible. Ese mismo método predictivo hará que al bajar la pendiente se active el sistema de acumulación de energía, ayudándonos con la frenada y cargando al máximo las baterías para que estén listas para la siguiente subida. Pero la pregunta es: ¿cómo sabe el Kia Niro si viene o no una pendiente? Fácil: gracias a los sistemas de navegación y de control de crucero puede anticipar los cambios topográficos.

La batería de iones de polímero de litio de 1,56 kWh pesa 33 kg. y está situada bajo el asiento trasero, mejorando así su centro de gravedad y permitiendo que el espacio del maletero no se vea reducido.

El modelo probado montaba el motor 1.6 de gasolina y, como no podía ser de otra forma, era el modelo más alto de gama –Emotion–, cargado de extras y tecnología. El precio de esta versión, sin Plan Pive, empezará en los 24.385 ?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine