08 de agosto de 2016
08.08.2016

Un joven de 19 años muere al caer de una moto conducida por un menor de 17 ebrio

El vehículo rozó contra un guardarraíl y la víctima acabó en la mediana de la autopista de Llucmajor, pero el piloto no se dio cuenta hasta tres kilómetros más adelante - Un hombre de 75 años fallece tras una colisión entre dos coches en sa Pobla

08.08.2016 | 02:45
Imagen de la mediana donde fue hallado el joven, junto a la salida 12 de la autopista de Llucmajor.

El apunte

  • Nueve fallecidos más en las carreteras de Baleares que el año pasado: las carreteras de Balears están registrando este año un notable incremento de la mortalidad. Desde enero hasta ayer han perdido la vida 38 personas en siniestros ocurridos en el archipiélago, frente a las 29 contabilizadas en el mismo periodo de 2015, de acuerdo con los datos recopilados por este diario. Estas cifras son sensiblemente superiores a las facilitadas por la DGT, que no incluye las víctimas fallecidas pasadas 24 horas después del siniestro.

    Abril ha sido hasta ahora el peor mes del año con un total de nueve muertos, tres de ellos en un accidente en la autopista de Andratx causado por una conductora ebria,  drogada y a velocidad excesiva.

Un joven de 19 años, Pablo M.S., murió ayer al caer de la moto en la que viajaba como acompañante, pilotada por un menor de 17 ebrio, en la autopista de Llucmajor. El vehículo rozó el guardarraíl y la víctima salió despedida y acabó en la mediana, pero el conductor siguió circulando unos tres kilómetros antes de darse cuenta de lo ocurrido. Pidió ayuda y los servicios de emergencias empezaron a buscar a la víctima, que cuando fue localizada estaba ya muerta. La prueba de alcoholemia reveló que el adolescente circulaba con una tasa tres veces superior a la permitida, por lo que está acusado de homicidio imprudente. Por la tarde, un hombre de 75 años falleció tras sufrir otro accidente de tráfico en sa Pobla.

El primer siniestro mortal ocurrió al filo de las seis y media de la madrugada en la autopista MA-19, a la altura del kilómetro 13,9, cerca de la salida hacia s´Aranjassa y s´Arenal, informaron fuentes policiales. Los dos jóvenes se dirigían hacia Palma a bordo de una Yamaha de 125 centímetros cúbicos cuando el piloto perdió el control y la motocicleta colisionó por raspado contra un guardarraíl. El menor no dio importancia a esta leve colisión y siguió su camino.

Unos tres kilómetros más adelante se percató de que había perdido a su acompañante y detuvo la marcha. Alertó de lo ocurrido a un conductor que circulaba por allí y pidieron ayuda a los servicios de emergencias a través del 112. Tanto el motorista como patrullas de la Guardia Civil de Tráfico y una UVI móvil del Ib-Salut se dirigieron hacia el lugar donde creían que la víctima había caído de la motocicleta.

Tras unos minutos de intensa búsqueda, encontraron al joven inerte en mitad de la mediana de la autopista. Los servicios sanitarios no pudieron más que certificar su defunción, ya que presentaba lesiones incompatibles con la vida, señalaron fuentes del 061. El fallecimiento fue comunicado al juzgado de instrucción número 6 de Palma, en funciones de guardia. Empleados de la empresa funeraria municipal trasladaron el cadáver del joven al Instituto de Medicina Legal, donde estaba previsto que hoy se le practique la autopsia.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico elaboraron un atestado sobre las circunstancias en las que se produjo el siniestro y abrieron una investigación. Según comprobaron, el piloto de la motocicleta es un adolescente de 17 años que dio positivo en la prueba de alcoholemia. Dio un resultado que superaba ligeramente los 0,4 miligramos por litro de aire espirado, cuando el máximo para un conductor novel es de 0,15. El motorista está acusado de un delito de homicidio imprudente. Aunque algunas fuentes apuntaron que el menor no tiene permiso para pilotar motocicletas, este dato no fue confirmado por la Guardia Civil. Los agentes sometieron también al adolescente a una prueba para averiguar si, además del alcohol, circulaba bajo la influencia de alguna otra droga cuando se produjo el siniestro. Los agentes encargados del caso remitirán el informe sobre el accidente a la fiscalía de menores, que asumirá la instrucción.

Accidente mortal en sa Pobla
Un hombre de 75 años falleció ayer por la tarde en Son Espases por las gravísimas lesiones sufridas en un accidente ocurrido cerca de sa Pobla a mediodía. Su mujer, de 72, fue hospitalizada también en estado grave.

El siniestro, explicaron fuentes policiales y sanitarias, ocurrió poco antes de las doce y cuarto en el kilómetro 3,6 de la carretera MA-3433, entre sa Pobla y el Port d´Alcúdia. Un Peugeot 206 y un Ford Mondeo chocaron frontolateralmente en un cruce después de que, al parecer, uno de ellos no respetara la preferencia del otro.

Los Bombers de Mallorca tuvieron que rescatar a los dos ancianos, atrapados en su vehículo. El hombre fue trasladado por una UVI móvil en estado muy grave a Son Espases, donde falleció a media tarde. Su mujer ingresó en una clínica de Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine