01 de julio de 2016
01.07.2016

Una niña de dos años crítica tras caerse de un primer piso en Montuïri

Las asistencias sanitarias del Ib-salut trasladaron a la pequeña en UVI móvil hasta Son Espases

01.07.2016 | 00:54
Ambulancias estacionadas en el hospital Son Espases.

Una niña de dos años se asomó ayer a una ventana de su casa en Montuïri y se precipitó al vacío desde una altura de unos siete metros. La mala fortuna hizo que la pequeña cayera de cabeza y se golpeara fuertemente contra el suelo. La menor fue trasladada en estado crítico hasta la UCI de Pediatría de Son Espases.

El trágico accidente ocurrió sobre la una y media de la tarde en un domiclio de la calle es Dau de Montuïri. En ese instante, una pequeña de dos años se acercó a la ventana de su vivienda, situada en un primer piso, con la mala fortuna de que cayó al vacío.

La niña se golpeó la cabeza fuertemente contra el suelo y quedó tendida inconsciente en la calle. La madre de la víctima oyó el estruendo en la calle y comprobó que era su hija la que se había caído.

Se dio la circunstancia de que el jefe de la Policía Local de Montuïri acertó a pasar conduciendo su coche patrulla por la calle es Dau cuando se topó con la trágica escena. Al ver la aparición providencial del funcionario, la madre desconsolada no se lo pensó dos veces y paró el coche para pedir auxilio.

"¡Sálvame a mi hija!", le imploró la progenitora al jefe de la Policía Local tras salirle al paso. El mando policial se apeó del vehículo y le aplicó el oxidoc a la pequeña.

"Le costaba respirar por sí misma y se lo apliqué para auxiliarla", explicó el jefe de la Policía Local de Montuïri. No obstante, mientras le prestaba atención el mando avisó al médico del PAC y al jefe de Protección Civil para que se personaran en el lugar donde había ocurrido el accidente con la mayor celeridad.

El médico local prosiguió con los primeros auxilios a la pequeña hasta la llegada a la calle es Daus de las asistencias sanitarias del Ib-salut a bordo de una UVI móvil. La niña había sufrido un traumatismo craneoencefálico severo como consecuencia del fuerte impacto contra el suelo y no respondía a los estímulos.

Durante una hora, el personal sanitario permaneció atendiendo a la menor en el interior de la UVI móvil para tratar de estabilizar sus constantes vitales. Los facultativos intubaron a la niña y le inyectaron suero.

Una vez que la pequeña se encontraba estable, las asistencias sanitarias del Ib-salut trasladaron a la niña en la UVI móvil hasta Son Espases. La menor quedó ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica del hospital de referencia de Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine