25 de junio de 2016
25.06.2016

Alarma por incendio y una espesa cortina de humo frente a Son Moix

La humareda negra junto a Can Valero era visible desde numerosos puntos de Palma

25.06.2016 | 10:43
Alarma por incendio y una espesa cortina de humo frente a Son Moix

Cuando la resaca de las hogueras de Sant Joan aún estaba reciente, otro fuego, exento de toda celebración, causó la alarma. Una espesa humareda negra localizada frente a Son Moix se alzó ayer y era visible desde numerosos puntos de la capital balear. Medios aéreos y terrestres del Institut Balear de la Natura (Ibanat) junto a dotaciones de Bombers de Palma se encargaron de sofocar las llamas.

El incendio se inició en torno a las 16.40 horas frente al estadio del Real Mallorca y a escasa distancia del polígono de Can Valero. El fuego era perfectamente visible desde el Paseo Marítimo de Palma y algunos testigos temieron que se pudiera extender a las naves industriales.

Un gran cantidad de plásticos y gomas apilados en un cerramiento con maquinaria, gasoil y aceite se convirtieron en un perfecto combustible y en los causantes del denso humo negro. Los rastrojos que lo rodeaban unidos a las elevadas temperaturas que se registraron ayer contribuyeron a avivar las llamas.

El fuego alcanzó grandes proporciones en muy poco tiempo. Varias dotaciones de Bombers de Palma se movilizaron hasta las inmediaciones de Son Moix para apagar las llamas. No obstante, el descampado y las dificultades de acceso al foco del incendio complicaron sobremanera las labores de extinción.

Mientras tanto, efectivos de la Policía Local se encargaron de cortar el tráfico frente al estadio de Son Moix para que nadie interfiriera en la labor de los bomberos. En cualquier caso, desde la acera una multitud de curiosos se había concentrado para observar de cerca el fuego y cómo lo combatían los servicios de extinción.

Los medios aéreos del Ibanat no tardaron en aparecer en el lugar. Un helicóptero descargó en el descampado una brigada terrestre helitransportada. A continuación, enganchó una cesta para arrojar agua sobre las llamas.

Pericia del piloto
El piloto de la aeronave, en un alarde de pericia, tuvo que esquivar los tendidos eléctricos que se encontraban en las proximidades antes de arrojar agua sobre el foco del incendio. Su labor fue complementada con las pasadas de un avión del Ibanat lanzando agua desde su bodega.
Mientras, los efectivos de la brigada terrestre del Ibanat trabajaron codo con codo con los Bombers de Palma. Esta acción conjunta contribuyó a confinar y controlar rápidamente el fuego. Las llamas se reavivaron poco después, por lo que los bomberos dedicaron buena parte de sus esfuerzos a refrescar la zona.

Por otro lado, un pequeño incendio forestal consumió ayer 110 metros cuadrados de pinar en el camí de Sant Martí de Alcúdia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine