Tribunales

Juzgado en Palma por romper la nariz a un senegalés en una agresión racista

El acusado admitió que golpeó al hombre en un "acto reflejo" tras ser amenazado y rechazó ser xenófobo

04.11.2015 | 02:45
El sospechoso, de 44 años, ayer durante el juicio celebrado en la Audiencia de Palma.

La Audiencia de Palma juzgó ayer a un hombre español por romper la nariz a un ciudadano senegalés de un puñetazo en una agresión racista, que también le supuso la pérdida de dos piezas dentarias en octubre de 2013 en la capital balear. El imputado, de 44 años, admitió ante el tribunal de la sección primera que golpeó en la cara al perjudicado en "un acto reflejo" después de ser amenazado y sentirse intimidado e inseguro al creer que un amigo de la víctima le iba a atacar. El sospechoso negó haber proferido expresiones xenófobas. "Yo soy una persona normal. No tengo ningún problema con otras culturas. No me considero una persona racista", subrayó ante la sala.

Mientras, el agredido confirmó que recibió un puñetazo en la boca y la nariz sin motivo aparente después de que el acusado le espetara en dos ocasiones: "Negro de mierda", "vete a tu puto país". Tras el golpe, el afectado cayó al suelo y quedó aturdido. "No podía ni andar", recordó. Según su versión, el agresor primero se asomó por la ventana y le arrojó una botella a él y a su amigo cuando caminaban por la calle Marian Aguiló de Palma. "No sé por qué se asomó este señor. Yo no pegué a nadie, no le provoqué. No hablé con él, no dije nada, no le conocía", detalló el perjudicado, que sufrió un traumatismo en la nariz con desviación del tabique nasal, además de la rotura de un incisivo y posteriormente la pérdida de un segundo diente.

El compañero de la víctima, otro ciudadano senegalés, ratificó esta versión. El testigo relató que el pasado 26 de octubre de 2013 al anochecer, después de ver el partido Barça- Madrid en su casa con su amigo, salieron del domicilio y un hombre les lanzó una botella a la calle desde un cuarto piso. "Yo levanté la cabeza y le dije '¿qué haces?'. Entonces, él gritó 'negro de mierda', 'vete a tu país'. Como no llevaba el móvil, fui a buscarlo a casa para llamar a la Policía. Al regresar, vi cómo le pegaba dos puñetazos y volvía a insultarle. Mi amigo cayó y yo corrí tras él hasta pillarle", manifestó.

Por su parte, un vecino de la zona observó desde su balcón la agresión racista. Según recalcó, el español acorraló al africano y le golpeó. Él también aseguró haber escuchado en dos ocasiones las expresiones xenófobas.

Piden 4 años de cárcel

La fiscal reclamó ayer una condena para el acusado de cuatro años de prisión por un delito de lesiones con deformidad. La acusación particular solicitó cuatro años y medio al añadir la agravante de racismo al considerar que el hombre actuó por motivos racistas, por odio a la raza negra, ya que no hay otra explicación a su conducta. La defensa, en cambio, pidió seis meses de cárcel por el tipo básico de lesiones con la eximente de legítima defensa al argumentar que el agresor fue provocado e insultado antes de pegar un puñetazo para repeler una supuesta agresión.

El imputado indicó que estaba en su casa cuando oyó ruido y amenazas. Se asomó a la ventana y entonces vio a dos hombres que le dijeron que bajara y uno le hizo gestos obscenos. El hombre reconoció que les tiró una botella de plástico, les instó a que se marcharan de allí y al final bajó a la calle. Según su versión, el hombre más alto se marchó corriendo, pero el otro se quedó y le dijo "si te acercas, te mato". Entonces, tras ser amenazado, le pegó en la cara en "un acto reflejo". Él y su mujer negaron las frases xenófobas y dijeron que luego fue agredido por cuatro o cinco personas. "Me rompieron un dedo y me pegaron por todo el cuerpo", alegó el imputado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine