Intenta atropellar a dos peatones y le destrozan el coche con un candado

La conductora y los dos viandantes fueron detenidos ayer en el Coll d'en Rabassa tras el incidente

08.09.2015 | 00:48
Tramo de la calle del Cardenal Rossell, donde se inició el incidente.

Un coche intentó atropellar ayer en Palma a dos peatones y las víctimas contraatacaron y trataron de reventar el vehículo de su agresora con un candado de bici. La venganza les salió mal y el incidente acabó con tres detenidos: la conductora, acusada de un delito de lesiones, y los dos viandantes, que están imputados por sendos delitos de daños.

Los hechos se produjeron en la madrugada del lunes, hacia las doce y media de la noche. Un coche iba circulando por la calle del Cardenal Rossell, la vía principal del Coll d'en Rabassa. Según el atestado policial, la conductora, de 37 años, se estaba comportando de forma temeraria. Comenzó a hacer trompos y derrapes en mitad de la calzada. Los dos peatones la increparon por poner en riesgo la seguridad de la circulación, una acción que la conductora se tomó mal y reaccionó de forma violenta.

La mujer embistió a la pareja de viandantes con su coche hasta el punto de tirarlos al suelo. La conductora se dio a la fuga. Después de recuperarse del susto, los peatones se levantaron y comenzaron a perseguir el coche, que se había adentrado por un callejón en obras que no tenía salida.

Cuando el automóvil estaba encerrado, los peatones –una mujer de 32 años y un hombre de 30– llegaron al lugar y comenzaron su particular revancha. Con la ayuda de un candado metálico de bicicleta, comenzaron a destrozar el vehículo que les acababa de atacar. El hombre rompió los cristales del coche, abolló las puertas y el capó y partió los retrovisores, entre otros daños.

Acto seguido, esgrimió una navaja y se encaró a los ocupantes del vehículo. La conductora viajaba junto a su esposo y sus dos hijos dentro del coche. En ese momento llegó al lugar una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía, que fue alertada por otros vecinos alarmados por la actitud imprudente de la automovilista.

Los agentes detuvieron la riña y separaron a los peatones de la conductora, ya que se mostraban muy nerviosos y violentos. Tras tomar declaración a ambas partes, los agentes decidieron detener a los tres implicados.

A la conductora se le imputa un delito de lesiones, con la posibilidad de que también sea acusada de intento de homicidio por estar a punto de atropellar a la pareja. Por su parte, el dúo de peatones está acusado de sendos delitos de daños por los perjuicios causados contra el vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine