Una decisión polémica

Memòria de Mallorca recusó al autor del informe jurídico

La asociación espera que los políticos de izquierdas del Consell mantengan su compromiso "y no se dejen influenciar por un artículo de opinión, porque no se puede proteger un monumento fascista"

09.06.2017 | 01:37
Maria Antònia Oliver, de Memòria de Mallorca, junto al monolito de sa Feixina.

La asociación Memòria de Mallorca recusó al funcionario autor del informe jurídico que sostiene que los miembros de la ponencia técnica del Consell debían votar la protección del monolito de sa Feixina porque, en caso contrario, incurrirían en un delito de prevaricación.

La advertencia fue efectiva, puesto que seis integrantes de la ponencia que habían votado la no protección en diciembre de 2015 en esta ocasión se abstuvieron propiciando de esta forma que el informe fuera finalmente favorable a la protección por cinco votos a favor, seis abstenciones y un voto en contra.

La presidenta de la asociación memorialista, Maria Antònia Oliver, cuya entidad está personada en la causa, manfestó su extrañeza por no haber recibido respuesta sobre la petición de recusación del autor del informe jurídico, un funcionario del Consell que ha ocupado cargos de confianza con el PP tanto en la institución insular como en la conselleria de Interior en tiempos de José María Rodríguez.

Al margen de esta cuestión, Oliver, considera que este informe no debe tenerse en cuenta, porque "es un simple artículo de opinión de parte", por lo que instó a los miembros de la comisión de Patrimonio del PSOE, Més y Podemos, "a que se mantengan fieles a sus compromisos, no se dejen influenciar y, de acuerdo con los informes técnicos existentes en el expediente, no protejan esta monumento fascista".

Asimismo, en relación al informe del ICOMOS, un organismo perteneciente a la Unesco, Oliver manifestó que "por encima del patrimonio está la defensa de los Derechos Humanos, por lo que nosotros también podríamos acudir al relator de la ONU si es necesario".

Por último recordó al socialista Paco Ferrer, recientemente fallecido, como superviviente de la denominada carretera de la muerte, bombardeada por el crucero Baleares y que provocó más de 5.000 muertos de población civil indefensa. "Espero que los socialistas cumplan con su promesa de demoler el monolito tal como aseguraron en su velatorio", indicó.

Al respecto, el PSIB en el Consell de Mallorca manifestó su "absoluto desacuerdo" con la última propuesta de la ponencia técnica de Patrimonio. La consellera insular socialista Lorena Oliver explicó que esta decisión "no reúne la unanimidad necesaria en un tema tan importante" y concluyó que "los valores de la verdad, la justicia y la reparación están muy por encima de la valoración técnica que se ha hecho". La consellera socialista insistió en que "se trata de un monumento fascista que exalta la dictadura y que fue inaugurado por el mismo dictador franco".

Desde el Ayuntamiento de Palma el concejal de Cultura y Memoria Histórica, Llorenç Carrió (Més), confía en que el próximo martes la comisión política no vote la protección, tal como hizo en diciembre de 2015, con un informe de la ponencia técnica mayoritariamente en contra de su preservación. Carrió espera que los consellers de Més, tal como afirmó el conseller ecosoberanistra Lluís Apesteguia, "mantengan su compromiso político de no votar ningún tipo de protección".

El vicepresidente de la institución insular y miembro de Podemos, Jesús Jurado, manifestó también estar "perplejo" por la decisión de la ponencia técnica e insistió que "la decisión política de no proteger este monolito es firme", aunque explicó que están estudiando cómo hacerlo tras la última ponencia.

Por su parte, la Federació de Veïns Ciutat de Palma, que integra la plataforma Salvem sa Feixina, celebró la decisión de los tecnicos del Consell de "frenar el derribo" del monumento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine