27 de julio de 2016
27.07.2016

Emaya refuerza la limpieza de contenedores con un nuevo servicio periódico

Adecentará los depósitos de residuos cada trimestre, ya que hasta ahora solo se hacía en casos de necesidad y cuando los usuarios se quejaban

27.07.2016 | 02:45
Una trabajadora de Emaya rocía con agua a presión un contenedor de basura en la calle Sant Magí.

El apunte

  • Los 8.000 depósitos nuevos llegarán a principios de 2017 y cuestan cinco millones. La primera partida de los 8.000 contenedores de residuos que la empresa pública Emaya comprará este año llegará a inicios de 2017 y el resto de depósitos de todas las fracciones de basura y reciclaje lo hará a lo largo del año. Tal como explicó la presidenta, Neus Truyol, actualmente están redactando los pliegos de condiciones para que su adquisición sea de forma conjunta y se ajuste a los criterios básicos de homogeneidad y accesibilidad. “Ahora tenemos diversos modelos y marcas, por lo que se necesitan diferentes camiones de recogida, y además no todos son accesibles y hay alguna disparidad de colores en las fracciones”, una situación que se solventará con la nueva compra, que superará los cinco millones de euros. El presupuesto previsto incluye la adquisición de maquinaria para su limpieza, en palabras de Truyol.

    Dicha renovación se debe a que el 80% de los contenedores están muy viejos y “hay que retirarlos”. Por tanto, Emaya comprará unos 8.000 nuevos, de los que más o menos 6.000 serán para sustituir a los obsoletos y los demás serán unos depósitos específicos para la recogida orgánica, una novedad en la ciudad, tal como anunció la regidora la semana pasada.

    El plan de inversiones de Emaya para esta legislatura asciende a 13 millones de euros, que incluye la compra de los contenedores.

Los contenedores de residuos y las zonas donde están ubicados empiezan a estar más limpios. Emaya ha creado un servicio de refuerzo para adecentar dichas áreas de forma periódica y ya ha actuado en todo el distrito Nord de Palma, donde hay 627 grupos de contenedores. El equipo de limpieza está trabajando ahora en el distrito de Ponent, en el que por ahora ha mejorado 252 zonas con depósitos tanto de basura como de reciclaje. La empresa municipal calcula que tardará unos tres meses en limpiar las 3.700 áreas existentes, en las que se distribuyen los más de 8.000 contenedores que tiene Ciutat, como afirmó ayer la presidenta, Neus Truyol.

Por lo tanto, más o menos cada trimestre se volverán a revisar, a diferencia de lo que ocurría en años anteriores, cuando "no se producía una limpieza regular y sistematizada", añadió, sino que se hacía en casos de necesidad, una incidencia o una urgencia, y principalmente alertados por los vecinos perjudicados. El verano pasado, cuando el Pacto empezó a gobernar en Cort, Emaya llevó a cabo una primera limpieza de contenedores de basura después de dos años sin este servicio, ya que el anterior equipo municipal lo suprimió por falta de medios y personal para hacer esta labor de forma periódica.

Un operario de limpieza con una máquina de agua a presión adecenta diariamente unas 25 zonas, en las que hay entre tres y cinco contenedores, aunque se podría llegar hasta el centenar de áreas cada día en función de la disponibilidad de recursos, tal como destacó Neus Truyol. En concreto, se limpia el exterior de los depósitos y el suelo, ya que ahí se acumula mucha suciedad.

El interior y los soterrados

Además de este nuevo servicio de refuerzo, la empresa pública cuenta con otro dispositivo para limpiar los contenedores por dentro. Se trata de un equipo con maquinaria específica y que se encarga de realizar la mejora de forma regular, aunque con una frecuencia variable de entre tres y seis meses, dependiendo de los recursos y el tipo de contenedor, ya que los de carga lateral son más difíciles de limpiar que los de carga posterior, es decir, los más antiguos y pequeños. Este servicio se reinició el año pasado tras su paralización durante el anterior mandato.

Los contenedores soterrados también son limpiados de forma periódica y cada día se adecenta medio centenar. La labor exterior corre a cargo de un equipo del turno matutino y se realiza con mayor frecuencia que para el resto de contenedores, ya que este tipo de depósitos se ensucia más. En cuanto al interior, debe realizarlo una empresa externa debido a sus características y se encarga de ello dos veces al año, según detalló la presidenta de la compañía de limpieza.

Por otra parte, a partir de la próxima semana, Emaya iniciará los trabajos de reparación de los contenedores rotos o sin tapa, mientras continúa el proceso para adquirir nuevos depósitos de residuos, reciclaje y orgánica. Para los arreglos, ha adquirido unos 300 muelles y 240 tapas, que han supuesto un coste de 33.000 euros, que servirán para reparar lo más urgente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine