Polémica

La demolición del monolito de sa Feixina provoca enfrentamientos en el pleno

La intervención de partidarios del mantenimiento del memorial al 'Baleares' provocó gritos en contra de ciudadanos que están a favor de su derribo Biel Huguet, de Padrins Flautas, quiso intervenir y manifestó que el equipo de gobierno "no ha tenido cojones para tirarlo"

24.03.2016 | 02:45
Partidarios de la demolición y del mantenimiento del monolito acudieron ayer al pleno.

Otros acuerdos

  • 30.000 euros para mantener el Palacio de Congresos

    La concejala de Turismo y presidenta de Palau de Congressos S. A, Joana Maria Adrover, reiteró ayer en el pleno, a preguntas del concejal conservador Josep Ignasi Aguiló, que el mantenimiento de la infraestructura una vez recepcionada por Cort y el Govern será de 30.000 euros al mes. En esta cantidad incluye la vigilancia y los consumos mínimos de agua y electricidad, mientras no se cuente con un gestor y el complejo no esté abierta al público.
     
  • Los taxis  mal aparcados en la Seu serán multados

    La concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, aseguró ayer, a preguntas del concejal del PP Fernando Rubio, que la Policía Local ya ha comenzado a multar a los vehículos particulares que ocupan el mirador de la Seu y que también lo hará con los taxis que no utilicen una de las ocho plazas habilitadas para estos vehículos de servicio público. Asimismo se insistirá a los funcionarios para que no dejen los vehículos municipales en esta zona. J. C. palma
     
  • El Govern ha rebajado en un 70% su deuda con Cort

    A lo largo de 2015 la deuda que mantiene el Govern balear con el Ayuntamiento de Palma ha sido rebajada en un 70%, según aseguró ayer  concejal de Hacienda de Cort, Adrià García, a preguntas del concejal del PP Josep Ignasi Aguiló. García indicó que se ha pasado de una deuda de 12 a 3,8 millones, cuando la rebaja media con otros organismos ha sido del 30%. j. C.  palma
     
  • La propuesta  “champiñón” de Ciudadanos, según Molina

    El teniente de alcalde Aligi Molina calificó de propuesta “champiñón” la realizada por Ciudadanos para crear un premio a la conciliación laboral. La ocurrencia del concejal dio pie a que con posterioridad aparecieran propuestas “jamón”.

La demolición del monolito de sa Feixina centró una vez más el debate en un pleno municipal. En el de ayer, además hubo un enfrentamiento verbal entre partidarios de su demolición y de su mantenimiento, hasta el punto de producirse un momento de tensión cuando, Biel Huguet, un representante de Padrins Flautes, exigió poder intervenir a favor de la demolición del memorial al crucero Baleares y acusó al equipo de gobierno de no haber "tenido cojones para tirarlo".

El enfrentamiento se produjo cuando intervenía el portavoz de la asociación de Vecinos de Santa Catalina, Pere Felip, entidad integrada en la plataforma Sa Feixina no se Toca, que ya cuenta con 25 asociaciones adheridas. También intervino a favor de su mantenimiento Miquel Obrador, de la asociación de es Born de es Molinar; Pablo Gálvez, de la asociación de la tercera edad de esta barriada y Francisco Nogales, de la asociación de vecinos de s'Arenal.

El alcalde les dejó intervenir pese a que, según el reglamento, no podían hacerlo ya que los puntos referentes a sa Feixina habían sido presentados como proposiciones de urgencia tanto por el PP como por Ciudadanos.

La portavoz del PP, Margalida Durán en su séptima intervención relacionada con el monolito de sa Feixina instó al equipo de gobierno a que tenga en cuenta el informe de ICOMOS, una entidad consultora de la UNESCO, que solicita la protección del monumento.

Asimismo, piden que se interrumpa cualquier actuación hasta que el ministerio de Cultura no se haya pronunciado sobre la denuncia por presunto expolio realizada por la Plataforma Salvem sa Feixina y a no aprobar el proyecto de demolición. Asimismo hacen constar que los responsables de su destrucción pueden incurrir en un delito penal.

Igualmente Ciudadanos pidió una vez más que se mantenga el memorial, puesto que, según el concejal Pedro Ribas "las piedras están desprovistas de ideología". En cualquier caso, insistió en la necesidad de convocar una consulta popular y a paraliza cualquier actuación tendente a la demolición mientras se tramita el procedimiento de expolio.

Por su parte, el concejal de Cultura, Miquel Perelló, insistió en que la decisión de la demolición salvando el bajorrelieve que queda "está tomada" puesto que "representa una exaltación franquista", tal como reflejan los informes que obran en poder de Cort. En una futura junta de gobierno se prevé aprobar el proyecto de demolición e iniciar la licitación de las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine