Salubridad

Las cuatro plagas de Palma

El Ayuntamiento destina casi 300.000 euros anuales para combatir la presencia de ratas, cucarachas, mosquitos comunes y mosquitos tigre en los lugares públicos de la ciudad y garantizar la salubridad

07.12.2015 | 02:45
Las cuatro plagas de Palma

Las 4 plagas

  • Cucarachas

    Localización: alcantarillas y lugares con comida. Sobre todo en Plaza de toros, el Molinar y el Coll.
    Temporada: auge entre mayo y septiembre.
    Tratamiento: se aplica un producto viscoso parecido a la pintura en el interior de las salidas de las alcantarillas, rodeando todo el contorno, para que las cucarachas se impregnen al salir hacia la calle. El Ayuntamiento no puede actuar en pluviales privados o el interior de las casas, donde a menudo se reproducen.
     
  • Ratas

    Localización: alcantarillas y lugares con comida.
    Temporada: aumentan la presencia en mayo y de nuevo entre octubre y diciembre.
    Tratamiento: se colocan trampas en todas las bocas de alcantarilla. El raticida utilizado es de tipo industrial, más eficaz que las bolas que se utilizan en los domicilios. Su forma es parecida a una pastilla de jabón de color azul que cuelga de un alambre para que las ratas se envenenen al comerla.
     
  • Mosquitos comunes

    Localización: charcas y acumulaciones de agua, como las de Platja de Palma o Pla de Sant Jordi.
    Temporada: cobre todo de mayo a octubre.
    Tratamiento: se rocía mediante los todoterrenos y, de forma muy excepcional, con un helicóptero. Hay tratamientos diferentes para las larvas o los adultos. Para las larvas se utiliza el ‘Bacillus thuringiensis’ variante ‘israelensis’, un larvicida biológico (presente en la naturaleza) que no afecta ni a cosechas ni a personas.
     
  • Mosquitos tigre

    Localización: pequeñas acumulaciones de agua.
    Temporada: su presencia repunta entre abril y junio y, de nuevo, entre agosto y octubre.
    Tratamiento: se aplica solo en los imbornales que tienen agua estancada. Se usa un insecticida con forma de pastillas, de aspecto similar a una tableta efervescente, para que las larvas no eclosionen. Es muy frecuente que se reproduzca en jardines particulares o terrazas, donde el Ayuntamiento no puede actuar.

El dato

  • Nueva campaña para que el mosquito tigre no se reproduzca en los cementerios

    Uno de los nuevos focos de reproducción del mosquito tigre que ha detectado el Ayuntamiento son los cementerios municipales. La regiduría de Sanidad y Consumo de Cort ha diseñado una campaña para que este insecto no se extienda en los camposantos. A partir de este mes, distribuirán carteles informativos en los que el Ayuntamiento solicitará la colaboración ciudadana. La intención es que los visitantes del cementerio contribuyan a evitar la multiplicación del insecto. El mosquito tigre se reproduce en pequeñas concentraciones de agua estancada, como los imbornales de las calles, bebederos, fuentes o macetas. Con motivo de la festividad de Todos los Santos, han proliferado las macetas, platos y jarrones con plantas y flores en los cementerios. Cort recomienda que, al regresar a las tumbas y nichos, se vacíen los enseres con agua estancada y, a ser posible, que se limpien con lejía.

La rata gigante de sa Indioteria, las nubes de insectos de Sometimes o las cucarachas que veranean en el Molinar son las anécdotas (negativas) que han marcado el último año en materia de control de plagas. Pero el trabajo de los técnicos y las contratas del Ayuntamiento no para en todo el año para evitar que la presencia de cuatro bichos se reproduzcan en la ciudad y se garantice la salubridad del espacio público. Ratas, cucarachas, mosquitos comunes y mosquitos tigre son los cuatro seres vivos que combate el consistorio palmesano a través de la regiduría de Sanidad y Consumo.

El combate contra las plagas está privatizado y lo gestiona una empresa externa. Actualmente se encarga la compañía Lokímica, con sede en Alicante, que a petición de Cort ha aportado medios más modernos como el helicóptero que fumiga insecticida contra los mosquitos comunes. Se trata de un instrumento muy caro y en el contrato actual se incluye una fumigación al año. Los tratamientos adicionales con el helicóptero cuestan 10.000 euros, por lo que Cort debe garantizar que haya una concentración muy elevada de larvas de mosquito antes de recurrir a esta herramienta. Lo más habitual es fumigar utilizando todoterrenos.

El líquido que utilizan es el Bacillus thuringiensis variante israelensis. Es un larvicida biológico, lo que significa que es un elemento presente en la naturaleza. "Su aplicación es muy selectiva. No afecta a las personas ni a otras especies animales o vegetales. No tiene nada que ver con fumigaciones contra la procesionaria", explica el profesor de la UIB, Miquel Àngel Miranda.

La lucha contra el mosquito tigre no tiene nada que ver, porque no se reproduce igual que el mosquito común. Los mosquitos tigre prefiere las acumulaciones pequeñas de agua, como las de un charco o un macetero. En el espacio público el Ayuntamiento actúa sobre todo en los imbornales, donde puede quedar agua de lluvia estancada si no tienen la inclinación adecuada. Si los desagües de lluvia están mojados, aplican una pastilla blanca que se disuelve en el agua y mata las larvas de este insecto invasor.

Los bichos de cloaca –ratas y cucarachas– se tratan en sus alcantarillas natales. Para las ratas utilizan unas pastillas de color azul colgadas de un hierro que los roedores mordisquean. Con las cucarachas se utiliza un líquido veneno con el que se impregna el cuello de las bocas de alcantarilla. Este procedimiento se repite dos veces al año en cada sumidero de la ciudad.

Desde enero hasta octubre de este año, el personal de control de plagas ha levantado 85.000 tapas de alcantarilla y 26.000 colectores de lluvia.

La regidora de Sanidad, Antònia Martín (Som Palma), recuerda que, si un vecino tiene quejas sobre plagas, puede avisar al 010 o contactar con Cort por correo electrónico o en persona. "Un veterinario municipal estudia cada queja y el plan de trabajo del personal de plagas cambia cada día si es necesario, según la prioridad y la gravedad de la queja", asegura la concejala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine