20 de julio de 2016
20.07.2016
Turismo

La quiebra de Low Cost Holidays genera quinientas reclamaciones en un solo día

Lío en los hoteles de la isla: clientes que pagaron sus vacaciones al touroperador se encuentran con que el establecimiento les quiere cobrar de nuevo

20.07.2016 | 09:16

Más damnificados

  • Hoteles y proveedores lo tendrán difícil para cobrar, y los empleados del Parc Bit quedan en manos de Fogasa

    Los proveedores también tendrán problemas para cobrar de Low Cost Holidays. En su caso, un administrador concursal  español determinará cómo se afrontan las deudas, si es que hay con qué pagarlas. En ningún caso hoteles, agencias u otros colaboradores de Low Cost Holidays, incluidos los que abastecen sus instalaciones del Parc Bit podrán acceder al fondo de garantía depositado ante el Govern, que es exclusivamente para los clientes.
    Los trabajadores están también excluidos de él. Son un centenar en la sede de la compañía en el Palma. Y carecen de representación sindical. La mayoría son trabajadores jóvenes, cualificados y extranjeros, poco o nada familiarizados con las estructuras sindicales españolas. En cualquier caso, según explican en UGT y CC.OO., las opciones que tienen son las de cualquier trabajador afectado por una quiebra: podrán reclamar lo que se les adeude en salarios y las indemnizaciones al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).
    En cuanto a su situación laboral, en Mallorca disponen de un contexto perfecto para su perfil de profesional, toda vez que la isla es sede de empresas de operativa mundial que están en constante búsqueda de trabajadores de este perfil técnico y con idiomas, tales como Hotelbeds, Logitravel, Sidetour, World2Meet, JumboTours, Sunhotels, TUI, EasyJetHolidays, Juniper y otras muchas, además de las de grandes cadenas hoteleras con base en Palma.

La quiebra del grupo turístico británico Low Cost Travel y de su touroperador filial en España Low Cost Holidays provocó ayer una avalancha de reclamaciones en la Conselleria de Turismo del Govern: desde que activó el lunes la cuenta de correo electrónico info.lchspain@caib.es hasta las 18.30 de ayer, recibieron 500 peticiones de clientes que quieren recuperar su dinero, la práctica totalidad de ellos británicos. Y en Turismo tienen claro que seguirán llegando reclamaciones: se estima que alrededor de 120.000 viajeros ingleses perjudicados por el hundimiento de la compañía británica, y de ellos unos 20.000 serían turistas con paquete para pasar sus vacaciones en Balears.

El departamento de Turismo del Govern, dirigido por Biel Barceló (Més), los está atendiendo como puede. Responden sobre la marcha las llamadas que reciben, mientras preparan información completa en varios idiomas, pensada para que los afectados sepan en qué casos pueden obtener una indemnización. Que no serán todos. Según detallaban ayer en Turismo, para empezar, solo hay 1.240.000 euros en el fondo para compensar a los clientes, una garantía constituida en su día por la empresa ante la administración autonómica. "No dará para todo el mundo, seguro", adelantan en la Conselleria de Turismo, en la que explican además que por razones legales solo se indemnizará a los que hayan comprado un paquete de viaje completo, de vuelo más hotel con Low Cost Holidays SL.. De ese modo, los que hayan reservado con otra empresa del grupo Low Cost Travel o hayan comprado solo el avión o solo el alojamiento no entrarán en el fondo.

Como igualmente con 1,2 millones de euros no dará para todos, la idea es repartirlo entre los que tengan derecho a indemnización, ponderando para ello el desembolso realizado. Aunque una cuenta rápida apunta a que se repartirán migajas: si hay 120.000 afectados, y de media un paquete de es tipo cuesta como poco 600 euros por viajero (dicen en el sector), la cantidad pagada por los clientes superaría con creces los 70 millones de euros, 12 millones solo en Balears. Con lo que es difícil que los turistas recuperen siquiera una décima parte de lo pagado a un grupo que en el mismo día que anunció su quiebra seguía vendiendo paquetes de viaje, como denunciaba ayer el propio conseller de Turismo.

De hecho, en el Govern explican que el especial esfuerzo que se está haciendo responde en gran medida a la situación de indefensión que viven los clientes, la mayoría familias de clase media que ahorraron para comprar el billete hace meses y ahora se ven sin dinero ni vacaciones. En otros casos, los viajeros ya están en la isla, como ocurrió ayer en hoteles de Calviá, Alcúdia y Pollença, en los que viajeros de Low Cost Holidays se toparon con que el viaje por el que ellos pagaron no está pagado al hotel. Y el hotel se lo reclama a ellos, con la consiguiente disputa en plenas vacaciones familiares. Todo a cuenta del grupo Low Cost Travel, que montó su filial española porque la legislación aquí es menos exigente en materia de protección del consumidor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine