EN DIRECTO
Análisis de videojuegos

Carreras a toda pastilla

Forza Motorsport 4 da un salto de calidad para satisfacer tanto a los jugadores experimentados como a los novatos

 19:52  

ELRIC RUIZ/ELSOTANOPERDIDO N&V Con su tercera entrega para Xbox 360, Forza Motorsport 4 irrumpe en el mercado de los simuladores de conducción más potentes para consolas de nueva generación con la intención que tanto los seguidores de la franquicia como los nuevos conductores, no se sientan apartados de la experiencia, bien por falta de exigencia o por la dificultad que presenta el simulador en cada caso. Aunque parezca difícil el equipo de Turn 10 ha logrado equilibrar la receta, ofreciendo la misma experiencia a un jugador novel que a un experimentado piloto virtual.


Jugabilidad

Nada más comenzar nuestra carrera en el simulador, tendremos nuestra primera toma de contacto con Jeremy Clarkson a través de un video cargado del característico humor de Top Gear; a partir de ahí descubres que algo ha cambiado con respecto al Forza que conocías.

Forza Motorsport 4 se presenta como un simulador muy accesible para todos los públicos debido a la gran cantidad de modos de dificultad, sistemas de ayuda y configuraciones que presenta, así tenemos modos en los que tan solo tendremos que girar el volante, especialmente indicado para los jugadores menos expertos, como modos donde no contamos con ayudas de ningún tipo, ni control de tracción, ni sistemas de bloqueo de ruedas y en el que incluso podremos utilizar el embrague para cambiar de marcha optimizando el resultado que nos ofrece la caja de cambios y en el cual el más mínimo fallo nos supondrá una irreparable pérdida de tiempo en carrera, mientras que las buenas trazadas se premian con unos segundos menos por vuelta y una agradable sensación de satisfacción. También regresa la opción de rebobinar cierto tramo si tenemos un accidente, una salida de pista o simplemente tomamos la curva por el sitio equivocado. Algo que llega a ser muy socorrido pero que le resta mucha veracidad al título. Las curvas de aprendizaje en los niveles más enfocados a los jugadores medios es soberbia y aunque como es norma en el género empecemos con vehículos de gama baja y velocidades moderadas, pronto empezaremos a disfrutar de una enorme cantidad de coches de ensueño y a conducir a velocidades de vértigo. Sin duda una de las mayores virtudes que tiene Forza Motorsport 4 es su nivel de accesibilidad para todo tipo de jugadores.

La interfaz se ha mejorado y se muestra mucho más intuitivita, algo nada fácil dado la cantidad de opciones y modalidades de las que dispone el juego. La transición por los menús está acompañada por un narrador que nos explica de forma detallada todo lo que se puede realizar en el menú que visitemos. Atrás quedó la época en la que se disputaba una carrera tras otra. Ahora los eventos son diversos y cuentan con alternativas como los retos Top Gear, las persecuciones a otro corredor o los retos en los que se corre con una clase superior a la de nuestro vehículo.

Una de las opciones que también repite en esta cuarta entrega es la posibilidad de mejora rápida, con la que podemos modificar nuestros vehículos de forma automática, aunque también se permite la realización de modificaciones en los vehículos de forma más artesanal desde la interfaz, yendo a los menús de ajustes y modificaciones, donde podremos ver con un gran nivel de detalle todas las piezas que podemos adquirir y evaluar cómo nos afectará la compra e instalación de las distintas piezas para nuestros vehículos. La cantidad de coches que se presentan es impresionante. Eso sí, aunque el catálogo de vehículos este abierto, comenzaremos nuestra andadura por el simulador sin dinero y tendremos que empezar con un coche de gama baja para ir progresando y consiguiendo dinero para modificaciones y vehículos más potentes que añadir al garaje.

En cuanto a los circuitos encontramos trazados en todo tipo de entornos, urbanos, de montaña, circuitos oficiales y ambientados en lugares reales, lo que le da al título una notable variedad en las competiciones, aunque los circuitos nuevos son muy pocos. Solamente existen climas seco y húmedo. Como era de esperar la conducción es muy distinta según el entorno en el que nos encontremos, algo que aumenta de forma sustancial la vida del simulador ya que enfrentarnos a un mismo circuito con diferentes coches es una experiencia completamente nueva.

El sistema de clasificación de coches se sigue realizando en esta edición con una letra y un número, que nos indican la potencia y el rendimiento, y que nos permite de forma efectiva acceder a las carreras dispuestas para estos vehículos. La cantidad de modificaciones que se pueden realizar en los vehículos nos pueden hacer subir de categoría y dejarnos fuera de algún campeonato al pasarnos de potencia, algo que se debe cuidar y que obliga al jugador a mantener algo de equilibrio en las cuestiones relacionadas con las mejoras técnicas de los vehículos.

La inteligencia artificial del juego también ha sufrido una evolución con respecto a Forza Motorsport 3 y observamos varios tipos de conducción en los contrincantes según se desarrollen las carreras, así un coche puede ponerse algo agresivo para recuperar la posición o se les puede presionar de forma efectiva, ya que si les apretamos lo suficiente cometerán un error, como tomar una curva pasados o cometer un error al afrontar un final de recta, con lo que nos dejarán la puerta abierta para realizar un adelantamiento más limpio.

Gráficos

El nivel gráfico mostrado por Forza Motorsport 4 es digno de la superproducción que se ha realizado desde Microsoft, aunque la plasticidad del conjunto quizás sea el punto más flojo del simulador, debido sobre todo a las altísimas expectativas que se han creado tanto desde la compañía de Redmond como desde Turn 10.

El modelado de los vehículos está muy trabajado y roza la perfección tanto en los interiores de vehículos, que han sido recreados de una forma sobresaliente, como en la recreación de los distintos circuitos en los que se han incluido una gran cantidad de detalles. Todo se desarrolla de forma muy suave y realista a los 60 frames por segundo en los que se mueve el juego, que se compone mucho más realista a altas velocidades que a velocidades intermedias. En la parte negativa encontramos algunos circuitos faltos de personalidad, ya que se transmiten pocas sensaciones de competición en cuanto a las reacciones que pueda trasladar el público al piloto, pues las carreras están muy faltas de ambiente en general.

Modos de juego

El modo temporada es el núcleo principal del simulador, en el que el jugador debe progresar desde cero con un vehículo inicial de gama baja de entre una serie de coches que nos darán a elegir y con el que debemos ir progresando para temporada tras temporada ir subiendo de nivel y teniendo acceso a pruebas cada vez más exigentes que irán creciendo en número, como los vehículos que tendremos disponibles en nuestro garaje y el nivel de afinidad que iremos adquiriendo con las marcas de coches que utilicemos. El juego nos irá marcando las pautas a través de un mapeado con el que podremos ir acostumbrándonos a las diferentes organizaciones de las que dispone el juego. En estos eventos seremos premiados con un sistema de puntos, y mientras tanto entre estos compromisos de más relevancia podremos asistir a competiciones menores que tienen establecidas normas diferentes y que están enfocadas a los diferentes vehículos, como el modelo, nacionalidad o potencia máxima.

El modo Online sigue siendo en esta edición uno de los mayores atractivos del juego. En esta ocasión disponemos de todos los coches disponibles en el juego, lo que permite competir en igualdad de condiciones.

Como en la edición anterior tenemos un amplísimo abanico de posibilidades que van desde la partida rápida hasta competiciones oficiales. El simulador refuerza las opciones de comunidad al permitir compartir los contenidos y configuraciones creados por los jugadores en el potente editor que incluye el juego y subastarlos por dinero que podremos emplear en seguir mejorando y ampliando nuestro garaje. Otra ventaja del juego online es la oportunidad de buscar un club, una especie de clan donde puedes reunirte con amigos y formar un grupo que ofrece varios beneficios. Cada miembro del club puede prestar uno o más de sus vehículos al garaje común, de este modo, si necesitamos un coche en particular podemos buscarlos en este espacio.

Audio/Sonido

El trabajo realizado en este aspecto es excelente y se han recreado de forma muy acertada tanto los sonidos propios de cada motor bajo el capo del vehículo, como los sonidos de las colisiones y los propios del asfalto. El simulador cuenta con una banda sonora algo escasa, aunque los temas que presenta se adaptan al juego bastante bien en líneas generales. El narrador y el nuevo aire que ofrecen los comentarios de Jeremy Clarkson ofrecen más contundencia al conjunto y un toque muy personal, algo que posiblemente se echara en falta en la franquicia.

Conclusiones

Si te gustan las carreras y buscas un simulador flexible que ofrezca resultados sobresalientes, Forza Motorsport 4 es tu juego. Esta cuarta entrega de la saga automovilística de Microsoft da un salto interesante en todos los aspectos con un título que supera a su antecesor en todas las áreas y que gustará tanto a los jugadores más exigentes como a los recién iniciados en los simuladores de este tipo.

Enlaces recomendados: Premios Cine