Accidente

Tráfico no ve responsabilidad penal en la conductora que chocó con Ángel Nieto

El expiloto se golpeó la cabeza porque el casco lo llevaba suelto cuando fue embestido "levemente"

21.11.2017 | 13:16
Imagen del funeral de Nieto en Ibiza.

"En el momento del accidente [Ángel Nieto] sí hacía uso del casco de protección homologado, el cual levaba sin abrochar". Finalmente, el informe elaborado por los agentes del Equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Ibiza ha confirmado lo que se temía desde el principio, que Nieto se golpeó con la cabeza contra el suelo sin protección alguna porque el casco que llevaba salió disparado cuando una conductora golpeó, levemente, el quad que conducía el trece veces campeón del mundo de motociclismo.

Ya el mismo día del accidente, el 26 de julio de este año, los agentes comprobaron que, aunque Nieto llevaba casco, éste no le protegió cuando se golpeó contra el suelo. En ese momento el Equipo de Atestados emprendió un estudio para averiguar si el casco cedió o si no estaba bien sujeto. La conclusión es que Nieto llevaba el casco suelto.

El atestado resalta la escasa entidad del golpe que la conductora del coche, un Fiat 500, dio por detrás al quad de Nieto. Fue un choque débil que apenas dejó rastro en los vehículos, pero fue suficiente para que Nieto saliera disparado y que, al perder el casco, se golpeara mortalmente en la cabeza. El motorista frenó súbitamente y, además, llevaba embarrados los pilotos traseros. El coche registró dos pequeños arañazos y en el quad los daños eran prácticamente inapreciables.

La conductora, un mujer alemana de 38 años residente en Ibiza que dio negativo en alcohol y drogas, no respetó la distancia de seguridad, señala el atestado, pero no está imputada, ya que no se aprecia imprudencia grave por su parte.

Imprudencia leve


El accidente fue consecuencia de una imprudencia leve cometida por la conductora, y los perjuicios económicos derivados del mismo se dirimirán en una causa civil, ya que no se aprecia responsabilidad penal. De hecho, la imprudencia leve es una infracción general al código de circulación que no está tipificada en el código penal, al contrario que la imprudencia grave, que se caracteriza por "el descuido y olvido de las más elementales normas de prudencia, en el quebrantamiento de las precauciones mínimas exigibles a cualquier persona". Ángel Nieto, una de las principales glorias del deporte español, falleció ocho días después del accidente, con 70 años de edad. Tras el accidente, que se produjo sobre las diez de la mañana en la carretera de Santa Gertrudis, Nieto fue trasladado la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. En la UCI de este centro médico permaneció hasta su muerte, ocurrida el 3 de agosto por la tarde.

El accidente del mítico motociclista, su agonía y su fallecimiento causaron una gran conmoción. Periodistas de los principales medios de ámbito nacional se desplazaron a la isla para informar tanto del accidente como de las honras fúnebres. Amigos y familiares de Nieto arrojaron una parte de las cenizas al mar de es Vedrà. Después en Madrid, unas 80.000 personas despidieron al campeón en un homenaje con actos programados por el Ayuntamiento y la Comunidad, el Consejo Superior de Deportes, la Federación Internacional de Motociclismo, la multinacional del deporte Dorna y otras instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine