07 de febrero de 2017
07.02.2017
Vela

El 'Movistar' asaltará otra vez la Vuelta a Mallorca a final de mes

Iker Martínez anuncia que su tripulación repetirá su intento de rebajar el récord de la prueba

07.02.2017 | 01:32
El olímpico Iker Martínez.

El equipo M32 'Movistar' lo volverá a intentar a finales de este mes de febrero. El barco capitaneado por Iker Martínez asaltará de nuevo el desafío de batir el récord de la Vuelta a Mallorca. Así lo anunció ayer el propio regatista vasco a través de sus cuentas en las redes sociales.

El catamarán M32 'Movistar' intentó el pasado viernes el asalto al récord, pero los regatistas que afrontaron el reto tuvieron que abandonar por la rotura del palo durante la prueba.

En esos momentos, Iker Martínez, Antón Paz, Fernando Rodríguez Rivero, Fidel Turienzo y Ugo Fonollá (reportero de a bordo) –fue baja el guatemalteco Juani Maegli por unas molestias en la espalda– iban camino de conseguir una nueva marca.

El M32 'Movistar' navegaba a altas velocidades y con unas condiciones de viento de entre 25 y 30 nudos de intensidad en el momento de la caída del mástil, que no resistió el esfuerzo al que se vio sometido en su intento de batir un récord que, según discurrían las horas, estaba al alcance (17 horas, 14 minutos y 39 segundos).

De hecho, Gaspar Morey, Oficial Principal de la Vuelta a Mallorca, afirmó que "con el ritmo que llevaban y con el tramo de ceñida que les faltaba de Ses Salines a Cap Blanc podrían haber dejado la marca en 13 horas, porque iban a un ritmo buenísimo".

Inicialmente dirigido a barcos monocasco, el Real Club Náutico de Palma ha abierto este año las reglas del desafío de la Vuelta a Mallorca a nuevas categorías, pasando de ser una competición casi exclusiva para Maxis a incluir desde barcos de serie hasta prototipos.

Así, ya sean monocascos o multicascos como trimaranes o catamaranes con o sin foils, pueden desafiar un récord que desde el 27 de abril de 2005 está en poder del Maxi alemán UCA, en 17 horas, 14 minutos y 39 segundos.

Con un recorrido de 160 millas teóricas (casi 300 kilómetros), la Vuelta a Mallorca es una singladura muy exigente, especialmente en el tramo del litoral norte, donde los barcos están obligados a navegar prácticamente en paralelo a la Serra de Tramuntana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine