Trote

Estupor y expectación

La afición mallorquina asumió ayer con asombro la investigación policial iniciada sobre las apuestas ilegales 'on line' en las reuniones Premium de Son Pardo

24.10.2015 | 02:13

La afición mallorquina al trote acogió con estupor y expectación la información ofrecida ayer por DIARIO de MALLORCA ante la investigación en torno a las apuestas ilegales sobre las carreras Premium del Hipòdrom Son Pardo que se cruzan en Mallorca, recurriendo a webs especializadas no autorizadas en España. Unas pruebas organizadas para dotar de contenido a las populares apuestas hípicas exteriores que de forma legal se comercializan en Francia, reguladas en el país vecino por la Autorité de Régulation des Jeux en Ligne (Arjel).

Sin embargo, a la gran mayoría de los criadores, propietarios, entrenadores y conductores consultados no les extrañó que las pesquisas decretadas por el Juzgado de Instrucción número 11 de Palma tengan como origen las sospechas de que los primeros que posiblemente están involucrados en las apuestas ilegales son algunos de los jueces y comisarios de carreras de la Federació Balear de Trot (FBT) encargados de arbitrar las Premium de Son Pardo. Muchos de ellos, destacando que "es un secreto a voces" que entre ellos sobresale la figura de un jugador profesional de Manacor.

La delicada situación en la que queda la FBT, que preside Joan Llabata, también fue motivo de multitud de comentarios, críticas y diferentes opiniones. Especialmente cuando es de sobras conocido, y está probado documentalmente, que responsables del ente rector del trote de las Illes Balears se han volcado desde el 2013 en la promoción y captación de clientes para una de las webs que se investigan, como es el caso de la belga Eurotierce.be.

Los ecos de la nueva operación policial sobre irregularidades en el trote balear, pendiente todavía de la resolución de la Operación Cabriol, traspasaron rápidamente fronteras y el diario especializado Paris-Turf, considerado la 'Biblia' de las carreras de caballos, ya recogió en su edición digital de ayer una información sobre la última investigación que afecta a Son Pardo. Una noticia que debe aparecer en la edición de papel de hoy del rotativo especializado en pruebas de trote y turf.

Jaume Albert Ramis, en calidad de presidente del Institut de l'Esport Hípic del Consell de Mallorca, asumió que tomará cartas en el asunto que afecta a uno de los hipódromos de su responsabilidad, detallando que incluso estudiará privar a la instalación del servicio gratuito de wifi que actualmente ofrece –para facilitar las conexiones a Internet– con el fin de evitar el fomento de apuestas ilegales.

Y el director general de Esports del Govern, Carles Gonyalons, comentó que "de momento" se limitará a "respetar y confiar en el proceso judicial iniciado y en la investigación policial en marcha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine