Fútbol Sala

La eficacia siempre tiene premio

El Palma Futsal aprovecha sus ocasiones para lograr su segunda victoria de la Liga (3-1) ante el peligroso Burela Pescados Rubén

19.09.2015 | 02:12
Joselito conduce el balón en el centro de la pista perseguido por un jugador del Burela Pescados Rubén.

El Palma Futsal encadenó su segunda victoria en la Liga tras sacar adelante su complicado partido ante un rival directo como es el Burela Pescados Rubén. El equipo mallorquín obtuvo el máximo premio en juego aprovechando sus ocasiones de gol y desplegando un gran trabajo defensivo. El equipo supo sufrir en los momentos difíciles y mostró el nivel competitivo que se le exigía para salvar partidos ajustados.

Tomaz, con dos goles, y Pizarro, en los últimos minutos, anotaron los tantos de una victoria que vale su peso en oro. Un merecido triunfo en un partido que no resultó nada fácil para los locales.

El Palma Futsal intentó de salida tener el balón y encerrar a su rival en su pista, pero el Burela no se lo permitió con una intensa presión en ataque. Y la primera acción ofensiva fue de los gallegos pero la desconectó una buena intervención de Carlos Barrón.

El Burela recurrió al contragolpe para sorprender a los mallorquines, ante lo que el Palma Futsal demostró que ha mejorado mucho en defensa. Así, el encuentro se mantuvo igualado. Taffy dispuso de dos buenas ocasiones de gol, pero Edu, el portero rival, se exhibió, con paradas de mucho mérito.

A pocos minutos del descanso, el Palma Futsal vio la luz con una buena jugada por banda y un disparo de Tomaz que tocó en el portero antes de entrar. Burela tuvo una falta peligrosa para poder empatar, pero Barrón demostró mucha solvencia y la paró.

El trabajo para los porteros se multiplicó tras el descanso. Los gallegos salieron más ofensivos para tratar de igualar el partido y evitar que el Palma se marchara en el marcador. Antoñito tuvo una gran ocasión para empatar pero Joselito lo evitó bajo palos. En cambio, era la noche de Tomaz. El brasileño marcó un gran gol (2-0) con un disparo lejano que sorprendió.

Pese a la ventaja, el Palma Futsal no jugaba cómodo. Iago Rodríguez lanzó un duro disparo que salvó el larguero de la portería de Barrón en un serio aviso de lo que estaba por llegar.

El Palma Futsal tuvo un contratiempo importante: las faltas. Con media segunda parte por delante, le pitaron la quinta y, por tanto, tuvo que medir mucho el trabajo defensivo para no cometer un doble penalti. Un refuerzo más para la moral de los visitantes y una ventaja que Jorge Bellvert aprovechó para reducir distancisa en el marcador en una acción de dos contra el portero (2-1).

Curiosamente el gol visitante provocó que el partido se igualase de nuevo y el Palma tuvo dos grandes acciones para ampliar la ventaja, pero no finalizó las jugadas. La más clara, un mano a mano de Chicho ante el portero pero disparó desviado.

El Palma se quiso defender teniendo el balón para no cometer faltas y manejó bien la situación. Chano tuvo el empate pero no llegó por poco a empujar resolver un medio gol. Y cuando los gallegos apostaron por jugar con portero-jugador en su primera acción el Palma Futsal marcó el 3-1, con un tanto de Pizarro a puerta vacía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine