15 de marzo de 2017
15.03.2017

Quart Creixent celebra sus 35 años

Para festejar el aniversario, la librería ha preparado varias presentaciones de libros, una excursión y una lectura

15.03.2017 | 02:45
El poeta Enric Casassas en la librería.

El apunte

  • Quart Creixent. La librería abrió sus puertas en febrero de 1982 en el Carrer d’en Rubí, una travesía de Sindicato, en Palma. Fue la primera, y la única, librería de Balears en dedicarse exclusivamente a la venta de literatura en catalán y promover a los autores de las islas. Ese era el objetivo de Antoni Artigues, Jaume Corbera y Maria Pons, los fundadores, y es la línea que se ha mantenido durante sus 35 años de historia

La librería Quart Creixent abrió con el objetivo de ser un portal dedicado a la literatura en catalán y a la promoción de los autores de las islas. Así la concibieron sus fundadores, Antoni Artigues, Jaume Corbera y Maria Pons, y así ha sido durante 35 años.

A lo largo de su historia, en Quart Creixent han resonado las voces de reconocidos escritores de la literatura catalana. En la inauguración, la librería contó con la presencia de Joan Brossa, quien volvería para el aniversario de los 12 años. Pero no fue el único que pasó por la tienda en su primer mes de vida. Días más tarde le siguieron Blai Bonet y Guillem d'Efak. Y a medida que se han ido sucediendo los años, otros autores de renombre han dejado su impronta en Quart Creixent. Damià Huguet, Jaume Cabrer, Josep Maria Llompart, Andreu Vidal o Biel Mesquida, entre otros.

Quart Creixent nació del deseo de tres personas, los fundadores originales, de crear un espacio dedicado en exclusiva a la cultura catalana. La librería se instaló en el Carrer Rubí, en la antigua farmacia de los padres de Toni Artigues. Los inicios fueron difíciles y al final, los fundadores tuvieron que pedir ayuda. Al proyecto se le sumaron Miquel Serra, Arnau Amer y Jerònia Oliver.

Cuenta Miquela Serra que en 35 años no ha habido muchos cambios en la librería. Más bien lo que ha cambiado es el mundo editorial y los compradores. Según la gerente, los jóvenes en general cada vez se interesan menos por los libros. "Se edita mucho más que antes, pero no se lee tanto", asegura. El público habitual se hace mayor y los cuentos infantiles "se venden muy bien". El problema está en la adolescencia. Internet atrae su atención y "pierden el interés por los libros".

Serra asegura que el enemigo de las librerías no son los ebook, son las nuevas tecnologías y las webs como Amazon. Con la crisis económica el negocio cambió y las ventas descendieron. Explica la gerente que se han estabilizado, pero que los años buenos no volverán, sino que se mantendrán como hasta ahora. Y para lograrlo hace falta moverse. Desde Quart Creixent apuestan por los cuentacuentos, las presentaciones de libros o las salidas culturales, entre otras actividades.

Para Serra, Quart Creixent es una superviviente. Una librería que apostó por dedicarse sólo a la literatura en catalán y que ha aguantado el tipo durante 35 años. Un aniversario para el que han preparado varios actos. Ayer se presentó La carn i el goig, poemario inédito de Miquel Bauça. El día 21 de marzo se presentará el libro Ambaixador de Catalunya a Alemanya de Stegmann. El 23 de marzo habrá una lectura del matemático Pep Lluís Pol. Para el día 25 la librería ha organizado una excursión. Día 30 el poeta mallorquín Joan Perelló presentará su obra. Y en abril, la librería se preparará para su 35º feria de Sant Jordi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine