"Txupinazo"

Comienza San Fermín, la fiesta del valor y el jolgorio sin fin

05.07.2008 | 18:18

El "txupinazo" o cohete anunciador que será lanzado mañana domingo en Pamplona dará paso a nueve días de fiesta sin fin en los que decenas de miles de visitantes, muchos de ellos extranjeros, llenarán de rojo y blanco esa ciudad española.

El principal escenario de los festejos serán las calles, en las que a partir de las 08.00 hora local (06.00 GMT) tendrán lugar los encierros, universalizados por el escritor estadounidense Ernest Heminngway en su novela "Fiesta".

Los participantes, ataviados totalmente de blanco, con un pañuelo rojo al cuello, y como única defensa un periódico en la mano, se enfrentan muy de mañana al peligro que supone participar en las carreras cuyos protagonistas indiscutibles son las reses bravas.

En el kilómetro que separa la plaza de toros de los corrales, donde pernoctan los toros, cada año se viven las escenas más intensas protagonizadas por seguidores llegados desde las más lejanas latitudes.

En los encierros suele haber heridos por asta de toro y ocasionalmente muertos, como pudo observar el propio Hemingway, al que las fiestas de San Fermín le deben su aureola de acontecimiento internacional y las visitas cada año de miles de visitantes.

Los estadounidenses figuran entre los extranjeros más asiduos a estas fiestas junto a los franceses, por su proximidad fronteriza, aunque también participan gran número de británicos, italianos, alemanes o neozelandeses.

El interés mundial por los encierros se aprecia en que serán transmitidos, además de por dos canales nacionales de televisión, por diez cadenas europeas y por emisoras japonesas, chilenas y mexicanas.

Y este año, por primera vez, pamploneses y visitantes podrán ver en directo desde la plaza de toros el desarrollo de los encierros a través de dos pantallas gigantes instaladas en este recinto.

Hasta el coso se trasladará por la tarde el ambiente taurino, amenizado por peñas y charangas que vitorearán a las primeras figuras encargadas de lidiar los toros de las ganaderías españolas más representativas.

Las fiestas se celebran en honor a San Fermín, patrón de Navarra, aunque desde hace muchos años el componente religioso ha quedado en segundo plano y las calles no dejan de estar de fiesta en ningún momento.

Para ello el Ayuntamiento de Pamplona ha programado casi quinientos actos que incluyen las más variadas propuestas.

En el cartel musical figuran Fundación Tony Manero, Nacha Pop, The Commitments (Irlanda), The Cavern Beatles (Reino Unido), La Habana de Noche (Cuba), los Fabulosos Cadillacs (Argentina) y Chuck Berry (Estados Unidos), entre otros.

En los parques y plazas habrá espectáculos como pasacalles interpretados por compañías internacionales, festivales folclóricos y de versos, exhibiciones de deporte rural, fuegos artificiales y espectáculos para lo más pequeños.

Para que las fiestas transcurran con normalidad las autoridades han dispuesto a dos mil agentes que velarán por la seguridad en una ciudad que pasa de 200.000 habitantes a casi un millón durante los nueve días que duran las fiestas.

Y como lo que se duerme no se vive, durante los Sanfermines muchos de los parques de Pamplona se convierten en dormitorios provisionales para recuperar las fuerzas.

Toda la explosión de los Sanfermines se apagará el próximo día 14 con el "Pobre de mí", el cántico con el que oficialmente se despiden las fiestas hasta el año próximo.

Pero la fiesta tiene también sus detractores, como los miembros de las asociaciones defensoras de los derechos de los animales Peta y Anima Naturalis que, ataviados solo con ropa interior negra, protestaron hoy tumbados en el acceso a la plaza de toros con banderillas en la espalda.

Sesenta personas procedentes de distintas partes de España y de países de la UE han querido simbolizar así el sufrimiento que en estas fiestas tendrán los animales.

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine