04 de mayo de 2010
04.05.2010

La lluvia descargó en Palma más de 68 litros por metro en tan solo dos horas

04.05.2010 | 08:30
Las intensas precipitaciones registradas ayer dejaron hasta 97,5 litros por metro cuadrado en la estación de Palma Portopí, aunque la lluvia arreció especialmente entre las tres y las cinco de la tarde, periodo de tiempo en el que se recogieron 68,4 litros por metro cuadrado y que provocó que numerosos tramos del paseo Marítimo así como otras zonas de Ciutat se inundaran y se ocasionaran numerosos atascos de tráfico.
Según explicó el director del centro meteorológico de Balears, Agustí Jansà, la jornada de ayer ya estaba siendo generosa en lluvias ya que entre las nueve de la mañana y la una del mediodía se habían recogido 29 litros por metro cuadrado.
Pero la verdadera tromba de agua aún estaba por llegar y se produjo entre las tres y las cinco de la tarde con los 68,4 litros por metro cuadrado mencionados.
Jansà explicó que para ciertas zonas de la Serra ya estaba previsto aplicar la alerta naranja por lluvias que se establece cuando se recogen cien litros por metro cuadrado a lo largo de doce horas o cuando se superan los cuarenta litros en tan sólo una hora. Y precisamente la tromba de agua caída a primera hora de la tarde en Ciutat colocó a Palma en las precipitaciones que fija este aviso de emergencia.

71 litros en Lluc

El director del centro meteorológico balear señaló que las precipitaciones también fueron abundantes en puntos de la Serra donde cabe destacar los 71 litros por metro cuadrado recogidos en Lluc.
Otros puntos de la isla donde también llovió con intensidad fueron sa Pobla, que registró más de 57 litros por metro cuadrado, Banyalbufar, con 42 litros, o Pollença, término municipal en el que se llegaron a recoger 33 litros por metro cuadrado.
Jansà atribuyó las fuertes lluvias de ayer a que la borrasca estaba centrada en el archipiélago balear. Los fuertes vientos con rachas de hasta ochenta kilómetros que por la mañana azotaban las Pitïuses se desplazaron a última hora del día hasta Mallorca.
Estos vientos, indicó Jansà, desplazarían la borrasca y por tanto la previsión para hoy era de lluvias más esporádicas aunque el meteorólogo no descartó precipitaciones de más intensidad en algún punto aislado de la isla. La situación tenderá a normalizarse el miércoles, auguró Jansà.
Con respecto a la temperaturas, si ayer se notó un descenso del mercurio de entre tres y cuatro grados frente a las máximas registradas el pasado domingo (en torno a los 21 grados), para hoy se prevé un descenso térmico de otros tres o cuatro grados.
con lo que en tan sólo cuarenta y ocho horas las temperaturas máximas habrán pasado de los 21 grados del domingo a los catorce o quince grados previstos para hoy.
"Reeditaremos un pequeño invierno en plena primavera y el frío se notará con más intensidad durante la jornada de mañana (por hoy)", pronosticó el director del centro meteorológico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook