Según los datos recopilados por el portal Statista en el año 2020, las bebidas más consumidas por los españoles sitúan a la leche en el primer lugar. En ese año, cada español consumió en promedio alrededor de 71 litros de leche. Pero en este caso, no hablamos de la principal, sino de la bebida alcohólica, es decir la cerveza.

La cerveza, a menudo culpada de la aparición de la barriga, está siendo objeto de estudios que también la vinculan con efectos positivos para la salud. Recientemente, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), en colaboración con el Centro de Información Cerveza y Salud, inició una campaña informativa en hospitales sobre los beneficios del consumo moderado de esta bebida en relación con el riesgo cardiovascular, la osteoporosis y la obesidad.

Se recomienda que los hombres no consuman más de dos copas al día, mientras que las mujeres no pueden beber más de una, según las pautas establecidas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Efectos negativos de la cerveza

El consumo excesivo de alcohol puede tener graves repercusiones en la salud, incluyendo la posibilidad de enfermedades hepáticas, como la cirrosis. Además, se ha demostrado que aumenta el riesgo de cáncer en áreas como la laringe, esófago, boca, garganta, colon e hígado.

El alcohol también puede contribuir a la hipertensión, lo que afecta a la salud cardiovascular. Además, su alto contenido calórico puede llevar al aumento de peso y a la obesidad, ya que las calorías que aporta son vacías y no proporcionan energía. Estudios sugieren que el consumo diario de dos o más cervezas puede incrementar el riesgo de sobrepeso en un 34%.

El alcoholismo es una enfermedad seria que puede dar lugar a problemas de salud mental, como la depresión y la dependencia. Además, el consumo excesivo de cerveza, al ser una bebida gaseosa, puede causar malestar estomacal y dañar las conexiones neuronales en el cerebro. Por lo tanto, es fundamental moderar el consumo de alcohol para preservar la salud.

¿Contiene nutrientes saludables?

La cerveza, debido a sus componentes y propiedades, proporciona nutrientes esenciales como vitaminas, carbohidratos, proteínas y minerales. Su contenido de silicio y antioxidantes puede contribuir al fortalecimiento de la salud ósea. Además, un consumo moderado de cerveza también puede desempeñar un papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares.