Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Osasuna-Mallorca: la final por la salvación

El Mallorca seguirá en Primera si esta noche vence a Osasuna en El Sadar o iguala el resultado del Cádiz ante el Alavés en un duelo en el que estará apoyado por mil bermellones en las gradas

Muriqi fue uno de los jugadores más solicitados por los más jóvenes a la llegada del Mallorca al hotel de Pamplona. S. Adrover

Por el escudo. Por los 106 años de vida del club. Por sus aficionados, los que están, los que estuvieron y los que estarán. Por el orgullo de una isla que les apoya. Por los que les respaldan desde fuera. Por Antonio Oviedo. Por sus familias. Por ellos mismos. Por los que juegan su último partido con esta camiseta. Por los de Segunda B. Por los mil que estarán en las gradas. Son tantos y tantos los motivos que están sobre la mesa, que no es exagerado apuntar que es el partido de sus vidas. O uno de ellos. Seguro. Los jugadores del Mallorca disputan hoy una final, ahora sí que se le puede llamar así, a partir de las 20 horas en El Sadar ante un Osasuna que ya tiene los deberes hechos. 

No hay excusas, ni segundas oportunidades. Los bermellones seguirán siendo de Primera si vencen a los navarros. Esta es la suerte que tiene depender de sí mismos tras el milagroso gol de Abdón Prats en el descuento de la anterior jornada ante el Rayo Vallecano (2-1). Es una ocasión de oro, un escenario ideal y que todos hubieran firmado después del desastroso 2-6 ante el Granada de hace tres jornadas. Ya es otro debate analizar cómo se ha jugado tanto con fuego para llegar a esta situación, pero ahora lo mejor es no distraerse. Y Javier Aguirre y sus pupilos lo saben. O eso esperan todos los que les empujan desde atrás. En el caso de empatar o perder ante los navarros, el único resultado que les mantiene en la elite es que el Cádiz haga lo mismo ante el Alavés en Mendizorroza. No queda otra. Si los gaditanos vencen a un rival que ya está descendido y los baleares no pasan del empate, por ejemplo, serán de Segunda a las 22 horas. 

Si los gaditanos vencen al Alavés y el Mallorca no pasa del empate será equipo de Segunda al filo de las diez de la noche

decoration

Está por ver con qué armas salta al césped el Mallorca, pero todo apunta a que el preparador mexicano, con toda la plantilla a su disposición, apostará por los mismos que empataron en el Pizjuán frente al Sevilla (0-0) y tumbaron en el último suspiro a los vallecanos hace una semana, con un esquema de 1-5-3-2. Esto significa que Reina estará en la portería, con Maffeo y Jaume Costa en las bandas y Raíllo, Valjent y Oliván en el centro de la zaga. Battaglia acompañaría a Antonio Sánchez y Salva Sevilla en el centro del campo, mientras que Ángel y Muriqi serían los más adelantados. No es descartable que pueda entrar Dani Rodríguez o Abdón, pero lo más seguro es que les reserve para la segunda parte.

Osasuna, por su parte, buscará brindar una victoria a los jugadores que se despiden. Oier, Íñigo Pérez y Ramalho no continuarán en el club y la afición local podrá decirles adiós. Los de Tajonar no vencen desde el 16 de abril en Valencia. Entonces, creyeron en cotas mayores que la permanencia cuando restaban seis fechas para el final. La realidad ha sido bien distinta. Dos derrotas y tres empates es el pobre bagaje desde ese día. Lo que sueña el Mallorca es que esa racha se alargue hasta esta noche y que la próxima temporada vuelvan a reencontrarse con menos dramatismo.

Compartir el artículo

stats