Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca calcula un sobrante de cuatro mil entradas ante el Villarreal

A partir de mañana, el club intensificará la campaña ‘Cede tu entrada’ para completar el cupo

Aspecto de la Tribuna Sol de Son Moix en el encuentro de esta temporada ante el Espanyol.

Aspecto de la Tribuna Sol de Son Moix en el encuentro de esta temporada ante el Espanyol. G. Bosch

Juega de nuevo el Mallorca este domingo en Son Moix y otra vez llega el momento, siempre complicado, de la asignación de entradas que permite el máximo aforo decretado por el Govern, que es de un 50%. Traducido en número de espectadores en el feudo bermellón, la cifra resultante es de 10.969 abonados. El Mallorca, que ha peleado hasta el final por que se permitiese un 60% –permitiría la entrada de poco más de 13.000 espectadores–, ha optado por seguir la fórmula empleada ante Betis y Espanyol, separando a la afición entre zonas pares e impares y dando preferencia a los primeros para el encuentro de este domingo ante el Villarreal.

En el seno del club bermellón estaban convencidos de que para esta semana el GOIB autorizaría incrementar el aforo en Son Moix, en concordancia con el aprobado hace quince días en el Consejo Interterritorial, que subía de un 40% a un 60% el máximo permitido. Uno de los motivos para no permitirlo ha sido el estancamiento del ritmo de vacunación, por lo que el Ejecutivo balear prefiere esperar al próximo día 27 de septiembre, cuando en principio se revisarán de nuevo las restricciones provocadas por la pandemia, antes de tomar la decisión. Por tanto, ante el Villarreal y Osasuna, encuentro programado para el domingo 26, Son Moix podrá acoger un máximo de 10.969 aficionados.

Por otro lado, teniendo en cuenta que ante Betis y Espanyol no se completó el cupo máximo de aficionados permitidos –ante el conjunto bético 2.496 espectadores faltaron a su cita y ante el Espanyol, dos semanas después, fueron 1.246– el club calcula que, una vez los aficionados pares, los que tienen preferencia este domingo, reciban su ticket, habrá un sobrante de cerca de 4.000 entradas que estarán a disposición del resto de la afición.

Esta noche la entidad bermellona finalizará el envío de entradas a los socios agraciados y, a partir de mañana jueves y hasta el sábado, intensificarán la campaña ‘Cede tu entrada’ para conseguir que los abonados pares que no puedan asistir o no quieran acudir al encuentro ante el Villarreal liberen su entrada, de tal manera que los impares puedan acceder a ella. El sistema para solicitarla será mediante un correo electrónico a taquillas@rcdmallorca.es, indicando que está interesado en hacerse con ella.

Como sucediera ante el Espanyol, primer partido en el que el club activó la opción de liberar la entrada, estiman que las plazas libres serán en el Fondo Sur, por lo que se derivarán aficionados de otras gradas –la asistencia de un partido en el Fondo Sur no implicará la no asistencia en su zona para el próximo partido–.

Respecto a la separación entre personas, el Mallorca garantizará un asiento de separación entre los aficionados, independientemente de si son o no convivientes. Además, velará por la obligatoriedad del cumplimento de las medidas de seguridad y sanitarias establecidas por las autoridades competentes: uso de mascarilla obligatoria (se recomienda uso de la FFP2), permanecer sentado, mantener la distancia de seguridad –concretada en un asiento de separación en la grada y de 1’5 metros en el resto del estadio, higiene de manos, prohibición de fumar, etc–.

Además, recuerdan que en el asiento se permite únicamente el consumo de agua. No obstante, se habilitarán puntos de restauración alrededor del anillo del Visit Mallorca Estadi para el consumo de comida y bebida.

Raíllo Sufre una pequeña rotura en el deltoideo del tobillo

Antonio Raíllo está, salvo milagro médico, descartado para el encuentro de este domingo 19 ante el Villarreal y el del próximo miércoles 22 ante el Real Madrid. El central cordobés del Mallorca, que solo pudo jugar en el partido inaugural ante el Betis con muchas molestias, sufre una pequeña rotura en el deltoideo del tobillo, una lesión que le impide correr sin sentir dolor. El zaguero está trabajando en el gimnasio, intentando recuperarse de una dolencia que comenzó en pretemporada y que se ha ido agravando con el paso de las semanas.

Compartir el artículo

stats