Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Kubo y Luka Romero lideran la revolución de los jóvenes en LaLiga

El argentino fue noticia mundial al convertirse en el jugador más joven de la historia en debutar en Primera y el japonés ha brillado en el Mallorca pese al descenso - Ansu Fati, del Barça, ha sido la gran revelación

Kubo y Luka Romero lideran la revolución de los jóvenes en LaLiga

Kubo y Luka Romero lideran la revolución de los jóvenes en LaLiga

Los jóvenes han irrumpido con fuerza en la última Liga, atípica por el parón a causa del coronavirus y que pasará a una historia en la que indiscutiblemente ya está el mallorquinista Luka Romero. No es el único bermellón que ha destacado este curso, ya que el japonés Take Kubo ha sido protagonista pese al descenso.

Ansu Fati (Bissau, Guinea Bissau, 2002) ha sido, sin lugar a dudas, la gran revelación de la LaLiga 2019-2020 al pasar de ser un juvenil que no contaba en las quinielas para tener protagonismo en el primer equipo del Barça este curso a llegar a disputar 1.024 minutos a las órdenes de Ernesto Valverde y Quique Setién, anotando siete goles y dando una asistencia.

El delantero de 17 años (cuando debutó en LaLiga el 25 de agosto ante el Betis aún tenía 16) consiguió hacerse un hueco relevante en una delantera protagonizada por Messi, Luis Suárez y Griezmann gracias a un atrevimiento fuera de lo común a su edad.

En el segundo partido que disputó, ante Osasuna en el Sadar, anotó un extraordinario gol de cabeza a los pocos minutos de saltar al campo y en el siguiente, ante el Valencia en el Camp Nou, marcó a los dos minutos de juego su primer tanto ante su afición en su estreno como titular.

Pero su gran momento lo vivió en la Champions League. El 10 de diciembre de 2019 logró el gol de la victoria del Barça ante el Inter de Milán en el Giuseppe Meazza y se convirtió en el jugador más joven de la competición en marcar. Lo hizo con 17 años y 14 días. Cuando lo logró tan solo hacía 90 segundos que había saltado al campo.

Ansu no ha sido el único joven que ha disfrutado de protagonismo en el cuadro azulgrana esta temporada. Las bajas en el mediocentro después del parón por el coronavirus permitieron a Riqui Puig (Matadepera, 1999), quien en el anterior curso ya había debutado en el primer equipo, disputar cinco partidos como titular y ganarse con su trascendencia la opción de seguir entrando en los planes de Setién en la Champions League, que se disputará en agosto.

Esta también ha sido la temporada de confirmación de Vinícius Júnior (Sao Gonçalo, Brasil, 2000) como un jugador apto para ser importante en el Real Madrid, el campeón de LaLiga. El brasileño ha disputado 1.354 minutos, sobre todo acumulados en la segunda vuelta, y ha sumado tres goles, uno de ellos ante el Barça en el Clásico del Santiago Bernabéu, y dos asistencias.

Menos protagonismo ha tenido su compañero Rodrygo (Osasco, Brasil, 2001). En su curso de debut en el conjunto madridista su rendimiento fue irregular y pasó con facilidad de ser titular a no entrar en las convocatorias o jugar con el filial. En total, acumuló 1.023 minutos en LaLiga con dos goles y una asistencia.

Su noche mágica fue el 6 de noviembre de 2019 ante el Galatasaray en el Bernabéu, en partido de la Champions. Hizo un hat-trick y una asistencia en el triunfo blanco por 6-0.

Al terminar LaLiga Martin Ödegaard (Drammen, Noruega, 1998) vuelve a las filas del Madrid después de su cesión a la Real Sociedad, equipo en el que ha realizado una temporada que ha ido de más a menos. El noruego se convirtió en un fijo en los onces titulares de Imanol Alguacil antes del parón por el coronavirus y fue uno de los principales motivos del gran juego desplegado por los blanquiazules, pero después bajó su rendimiento de forma paralela al de sus compañeros y hasta se vio relegado al banquillo en algunos partidos. Sumó 2.532 minutos, con cuatro goles y seis asistencias. En los cuartos de final de la Copa del Rey marcó un gol al Real Madrid en el triunfo de la Real (3-4) en el Bernabéu.

Protagonistas bermellones

Otro joven futbolista cedido por el conjunto blanco que ha destacado en LaLiga ha sido el japonés Take Kubo (Kawasaki, Japón, 2001). En su caso lo ha hecho en el Mallorca: Vicente Moreno lo convirtió en un imprescindible en el centro del campo con tan solo 18 años. Su calidad y desparpajo fueron dos de los argumentos que permitieron a los bermellones luchar para evitar el descenso hasta las últimas jornadas. Marcó cuatro goles y dio cinco asistencias en 2.308 minutos en la temporada de debut en la Primera División española.

Pero, y sin salir de Mallorca, esta edición de LaLiga pasará a la historia por el debut del argentino Luka Romero (Durango, México, 2004) con tan solo 15 años y 219 días, convirtiéndose así en el futbolista más joven en jugar en la Primera División Española. La escena tuvo lugar en la jornada 31 ante el Real Madrid en Valdedebas y el centrocampista bermellón estuvo siete minutos en el terreno de juego.

Por otro lado, en el Valencia Ferran Torres (Foios, 2000) se ha posicionado como una de las grandes promesas del fútbol español con sus cuatro goles y cinco asistencias en los 2.256 minutos disputados en LaLiga, más dos goles y dos asistencias en sus seis apariciones en la Champions League. Algunos grandes de Europa ya le buscan.

Por el contrario, la decepción de este curso en el capítulo de jóvenes jugadores ha sido Joao Félix (Viseu, Portugal, 1999). El delantero del Atlético de Madrid llegó hace un año con aires de estrella (el club madrileño pagó 127,2 millones de euros, el fichaje más caro de la historia rojiblanca) después de haber completado una magnífica temporada en el Benfica y su aportación en LaLiga se ha quedado lejos de lo esperado. Seis goles y una asistencia en 1.746 minutos no justifican la inversión ni las expectativas que generó su llegada. Aunque las tres lesiones que ha sufrido durante la temporada tampoco le han ayudado a ofrecer una mejor versión.

Compartir el artículo

stats