Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ley de la Serra de Tramuntana: menos burocracia y más protección

El Consell presenta la nueva normativa que beneficiará a más de 5.000 nuevos propietarios, dará un «apoyo efectivo» a la agricultura y protegerá los olivares. Se da apoyo jurídico a restringir los accesos a determinados espacios como el Faro de Formentor

La Ley de la Serra de Tramuntana aumenta la protección en más de 5.700 hectáreas Joan Mora

La propuesta de Ley de la Serra de Tramuntana ha sido presentada este miércoles en sociedad en Costa Nord. Se trata de una normativa participada (más 170 personas han formado parte del proceso participativo) y transversal que apuesta por la sostenibilidad. Así, la futura normativa garantiza los objetivos de la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco para mejorar la preservación, protección y dinamización de la Serra. En este sentido, amplía la zona de protección en más de 5.700 hectáreas. Ello permitirá que unos 5.000 nuevos propietarios se sumen a los beneficios que conlleva poder pedir subvenciones, además de cuidar este «tesoro». Así lo ha explicado la presidenta del Consell, Catalina Cladera, que ha asegurado que esta normativa es el instrumento idóneo para lograr los objetivos de la declaración de la Unesco. «Debemos ser capaces de dinamizar la Serra porque sino será imposible conservarla», ha defendido Cladera. 

La propuesta de ley define la necesidad de redactar un plan específico de movilidad de la Serra. La consellera insular de Territorio, Maria Antònia Garcías, ha explicado que la normativa proporciona apoyo jurídico a restringir los accesos a determinados espacios para proteger su entorno como ocurre durante los meses de verano en el Faro de Formentor. También se prevén medidas preventivas ante alteraciones ambientales tanto de contaminación lumínica como acústica.

La Ley de la Serra de Tramuntana aumenta la protección en más de 5.700 hectáreas CIM

Afectaciones

La normativa, ha destacado Garcías incluye un mecanismo específico para evaluar las posibles afectaciones al paisaje cultural Unesco, sobre todo, las derivadas de la obra pública o promovidas por iniciativa privada. También contempla acciones de mitigación contra el cambio climático y prevé integrar en el paisaje cultural las energías renovables.

Uno de los propósitos de la futura ley es la simplificación administrativa y la implantación de medidas para ayudar al conjunto de administraciones y particulares que inciden en la conservación del paisaje cultural. La norma contempla crear nuevos organismos como el Consell Social (un órgano de consulta) y la Comissión de Dirección Estratégica (un organismo de coordinación) con la finalidad de ser más ágiles. Habrá una oficina de apoyo para simplificar los trámites de la ciudadanía relacionados con las subvenciones del ámbito de la Serra. Es probable que esta oficina tenga carácter itinerante entre los distintos municipios de la Serra.

La Ley de la Serra de Tramuntana aumenta la protección en más de 5.700 hectáreas Joan Mora

Agricultura

Habrá un «apoyo efectivo» a la agricultura, en especial, a la ecológica. «La agricultura es la esencia de la transformación de la Serra», ha remarcado Cladera que ha señalado que la norma incluye herramientas destinadas a la recuperación del paisaje agrícola y su preservación. También establece un régimen especial para la protección de los olivos y los olivares. Además, se creará un catálogo de olivos milenarios.

Otro reto es proteger e impulsar el uso de la técnica de la pedra en sec. «Clarificamos y establecemos de manera homogénea cómo y dónde se debe utilizar con las excepciones de seguridad pertinentes», ha aclarado Garcías. Se protegen marjades, marges, paredes, caminos y sistemas de drenaje, además de elementos etnológicos de especial interés como cases de neu, possessions, tafones o cellers. Garcías remarcó que otro de los objetivos de la normativa es la conservación del patrimonio.

El departamento de Territorio lleva un año trabajando en esta propuesta de ley que ahora continuará su proceso con la presentación de alegaciones. Además, el próximo 13 de diciembre se convocará a los alcaldes y alcaldesas del a Serra. Cladera ha confiado en que el texto quede consensuado esta legislatura y ha deseado que la propuesta de iniciativa legislativa presentada por el Consell se apruebe en la próxima legislatura en el Parlament.

Compartir el artículo

stats