Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

El Ayuntamiento rectifica y revisará el plan general para Calvià vila y es Capdellà

Numerosos propietarios habían expresado su malestar por un PGOU que protege sus terrenos rústicos y dificulta la segregación de parcelas

Sa Societat se llenó de vecinos para escuchar las explicaciones del alcalde de Calvià.

El gobierno municipal de Calvià (PSOE y Podem-Més) rectifica y revisará el plan general de ordenación urbana (PGOU) en los referente a Calvià vila y es Capdellà, después de encontrarse con un masivo rechazo por parte de numerosos propietarios de estos dos núcleos tradicionales. Los residentes aseguraban que las nuevas disposiciones impuestas convertirían a estas localidades en zonas sólo para «élites, expulsando a los residentes de toda la vida».

El Ayuntamiento escenificó esa marcha atrás en una reunión concurrida que se celebró el pasado viernes en el teatro de Sa Societat, adonde acudió una representación política de primer nivel, encabezada por el alcalde socialista Alfonso Rodríguez Badal, ante la controversia generada por el PGOU a pie de calle en Calvià vila y es Capdellà, a menos de un año para las próximas elecciones municipales.

En esa reunión, a la que asistió en torno al centenar de vecinos, tanto el alcalde como el teniente de alcalde de Urbanismo, Marc López, y el director general Joan Morey, entre otros altos cargos municipales, aseguraron que se revisarían algunos aspectos del plan general que se aprobó inicialmente por el pleno el pasado 30 de junio.

«Idiosincrasia» de los pueblos

Esa rectificación, reconocieron desde el Consistorio, se produce al constatar que, «de alguna manera, distorsionaba la idiosincrasia de la configuración de los dos pueblos tradicionales».

Algunos de los asistentes asegurarían después que «nunca» había visto una rectificación tan clara por parte de unos políticos, motivo por el cual se felicitaron, a falta de ver cumplidos esos compromisos en los próximos meses. De hecho, en esa reunión, los representantes del Ayuntamiento pidieron a los afectados que expusieran su caso en sede municipal.

«El compromiso es escuchar cada situación individual, para conformar soluciones globales a estas situaciones individuales. Es decir, la rectificación se hará tras escuchar caso por caso y ello tendrá como consecuencia una rectificación general», señalaron posteriormente fuentes municipales a preguntas de este diario. Las inquietudes expresadas por la Associació d’Amics i Veïns de Calvià vila en las últimas semanas eran de diferente índole. Por un lado, denunciaban que la conversión de terrenos urbanos en espacios libres privados (es decir, zona verde) supone una «expropiación gratuita».

La entidad vecinal ha criticado también que se aumente el límite a 2.400 metros cuadrados para poder segregar una finca. Alegaban en este sentido los residentes que la mayoría de viviendas están ubicados en solares no tan grandes, por lo que en la práctica se imposibilita esta opción dentro de familias que querrían dejar un terreno para sus descendientes. «Este cambio haría que nuestros hijos tengan que huir de Calvià vila y es Capdellà», aseguraba el presidente de la asociación, Pere Torrens. Por su parte, fuentes del gobierno municipal señalaron ayer que las desclasificaciones de terrenos no entran dentro de las preocupaciones de los vecinos.

Versión municipal

«El compromiso de rectificación pasa por revisar una serie de aspectos introducidos en la aprobación inicial y que afectan a temas como la parcela mínima, las denominadas zonas verdes privadas, o los metros lineales de fachada, aspectos que modificarían la tipología tradicional de los dos pueblos tradicionales y sobre los cuales el equipo de gobierno asumió el compromiso para corregirlo y respetar el crecimiento vegetativo de los pueblos tradicionales», indicaron.

Compartir el artículo

stats