Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura tendrá listo en otoño un sistema de teledetección anticipada de la sequía

La Conselleria saca a licitación este sistema tras llevar a cabo un proyecto piloto con la UIB

Escudos de oro para dos históricos de la cooperativa agrícola de Sóller. PERE JOAN OLIVER

El Govern declaró la situación de sequía en el ámbito agrario de Mallorca hace quince días. Los municipios del Migjorn y del Sur son los más afectados. Es verdad que es difícil explicar a la ciudadanía un tema de sequía después de dos días de lluvia pero en el ámbito agrario «tiene que llover cuando tiene que llover para que los cultivos vayan bien». Son palabras del director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, que admite que las lluvias de ahora son muy buenas para el olivar, el viñedo o los frutales pero al cereal o a los forrajes ya no les sirve de nada porque para estos cultivos tendría que haber llovido entre otoño y a principios de la primavera.

Debido a la falta de precipitaciones entre septiembre de 2020 y marzo de 2021, se decretó la sequía meteorológica pero la Conselleria trabaja para fomentar la investigación, la innovación o la digitalización para así «prevenir este tipo de circunstancias». En este sentido, explica Fernández, «el año pasado pusimos en marcha un proyecto piloto con el Grupo de Investigación en Climatología, Hidrología, Riesgos Naturales y Territorio de la UIB para definir un protocolo de seguimiento de la sequía en todas las islas mediante teledetección». Es un sistema que utiliza satélites para analizar tres parámetros: las precipitaciones, la humedad del suelo y el estado de crecimiento de los cultivos. «Es un sistema que permite analizar municipio por municipio, incluso parcela por parcela. Se tienen datos en tiempo real y semanalmente nos permite tener un mapa de cómo evolucionan los cultivos, la humedad del suelo y la sequía. En el futuro, esto nos permitirá ser más precisos en la declaración de sequía. Con este sistema seríamos mucho más rigurosos, además ayudaría a la contratación de seguros agrarios», desgrana Fernández, que remarca que el sistema de teledetección es importante tanto en la prevención, es decir, anticiparse a los hechos, como en poner en marchas medidas más focalizadas.

Así, el director general de Agricultura avanza que se va a sacar a concurso para tener una estabilidad durante cinco o siete años. El proyecto piloto terminó en diciembre de 2020, ahora se hará la licitación y calcula que el seguimiento estacional de la sequía de Baleares mediante teledetección y datos meteorológicos podrá ser una realidad en otoño.

Caída drástica

Fernández asegura que la caída de la producción debido a estos meses de sequía es de entre un 60 a un 80% tanto en cereales y forrajes como en pastos. «Los más afectados son los forrajes porque son mucho más exigentes en agua, el cereal también y el pasto depende de la zona porque dependen de la calidad de suelo para que respondan mejor o peor. Eso traducido en cifras podríamos decir que las pérdidas vinculadas a la sequía serían de unos siete millones», calcula el director general, que recuerda que la declaración de sequía meteorológica permite la convocatoria de ayudas extraordinarias, activar los seguros que se tienen contratados, una reducción en los módulos del IRPF en la campaña 2021 y en el sector ecológico, pedir una declaración extraordinaria para alimentar al ganado con alimento convencional sin perder el sello ecológico.

Escudos de oro para dos históricos de la cooperativa agrícola de Sóller

La cooperativa agrícola Sant Bartomeu de Sóller ha celebrado la asamblea anual de socios de los años 2020 y 2021 (la primera suspendida por la pandemia hace un año) en la que la institución hizo entrega de los escudos de oro a Plàcid Pérez y Andreu Oliver, por su contribución a la entidad desde los puestos que ocuparon en la junta rectora.

Un nuevo mapa de cultivos para Baleares

Con el cambio climático habrá más periodos de sequía, por ello, el director general de Agricultura, Fernando Fernández, propone cambiar la dinámica de trabajo. «No podemos estar permanentemente esperando a que sucedan las cosas para declarar de manera apresurada los acontecimientos». Así, apuesta por elaborar un nuevo mapa de cultivos de Baleares, un mapa de cultivos que indique qué cultivar, dónde cultivar y en qué condiciones. «¿Tiene sentido seguir plantando almendros en secano? Con la evolución del cambio climático, de cada vez tiene menos sentido», asegura el responsable de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Este mapa de cultivos, recuerda Fernández, era una herramienta que se hacía hace muchos años en las comunidades autónomas y que ahora vale la pena volver a recuperar para adecuarlo al cambio climático.

Compartir el artículo

stats