Los municipios de Balears que resultaron afectados por la borrasca Gloria de hace un año o por otras situaciones catastróficas registradas entre abril de 2019 y marzo de 2020 en las islas reclaman ayudas al gobierno central por un valor aproximado de 2,5 millones de euros, cantidad que supone el 50% del presupuesto total de los daños declarados por las instituciones municipales, que alcanza los cinco millones de euros.

Según los datos aportados por Delegación del gobierno, un total de trece municipios de Balears (seis de ellos ubicados en Mallorca, tres en Menorca y cuatro en Eivissa) y el Consell de Mallorca presentaron la documentación dentro del plazo reglamentario que finalizaba el pasado 29 de enero con el objetivo de optar a las ayudas comprometidas por el Ejecutivo central durante el pasado año.

El Consell de Mallorca ha declarado daños por valor de un millón de euros, aunque solo podrá recibir un máximo de 500.000 euros. Por su parte, el municipio mallorquín que más desperfectos sufrió con motivo del paso de la borrasca Gloria es el de Capdepera, donde se registraron importantes daños en la zona costera de Cala Rajada. Este ayuntamiento ha sido el que más dinero ha reclamado, con casi tres millones de euros de los cuales Madrid pagaría un máximo de 1,5 millones en el caso de dar por buenas las justificaciones del municipio del noreste de Mallorca.

El segundo municipio que más fondos reclama al gobierno central es el de Manacor, que valoró los daños de la borrasca en una cantidad superior a los 600.000 euros de los cuales espera recibir unos 324.000 euros.

El resto de localidades mallorquinas que optan a las ayudas del Estado han presentado presupuestos muy inferiores a los citados. Son los casos de Sant Llorenç des Cardassar, que ha declarado daños por valor de unos 85.000 euros; Escorca, en cuya documentación presentada a la convocatoria de ayudas constata daños valorados en unos 50.000 euros; Pollença, que ha declarado desperfectos cifrados en unos 34.000 euros; y Selva, que únicamente ha presentado una solicitud para recibir el 50% de los 7.000 euros con los que ha calculado los daños.

Otros municipios que sufrieron las consecuencias del temporal, como Felanitx, finalmente no han presentado la documentación requerida para optar a las ayudas estatales.

El Ejecutivo central empezará ahora a valorar las solicitudes y a comprobar que se ajusten a las bases de la convocatoria, que subvenciona el 50% de los gastos de reparación de equipamientos públicos dañados por los temporales y otras «situaciones catastróficas» que hayan ocurrido entre el 1 de abril de 2019 y el 31 de marzo de 2020. En el caso de Balears, este periodo de tiempo comprende la DANA de los días 21 a 23 de octubre de 2019 y la borrasca Gloria que azotó la isla entre los días 18 y 26 de enero de 2020.

Las subvenciones tienen por objeto la reparación o restitución de infraestructuras, equipamientos, instalaciones o servicios de titularidad municipal.

Un año de la Borrasca Gloria en Mallorca (vídeo): El temporal provocó olas gigantes en Portocolom Redacción