Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un parque fotovoltaico pionero en Europa para suministrar cinco hoteles y un spa en sa Coma

La cadena Protur Hotels pondrá en marcha a finales de este mes la macroinstalación ubicada en una finca de 30.000 metros cuadrados

Las placas solares permitirán suministrar cinco hoteles y un spa de sa Coma.

Las placas solares permitirán suministrar cinco hoteles y un spa de sa Coma.

En una finca de 30.000 metros cuadrados de Sant Llorenç, la cadena Protur Hotels está ultimando su macro parque fotovoltaico de energía solar, el primero de estas características en el continente europeo. Su puesta en marcha estaba prevista para finales de mayo, justo a las puertas de la temporada turística, pero la pandemia de la covid-19 ha obligado a retrasar su apertura, que está prevista para finales de este mes.

Así, la intención es que los nueve millones de kilovatios hora que generará la instalación durante los 365 días del año se destinen en un 60% al autoconsumo de un resort de cinco hoteles y un spa en sa Coma. El resto de la energía se volcará a la red y se venderá a precio de mercado. Pero la pandemia no solo ha provocado un retraso en las obras y en la fecha de apertura, también ha trastocado el destino de la energía eléctrica que se empezará a producir a finales de mes gracias a los más de 7.000 paneles solares instalados. Ahora prácticamente toda esta energía tendrá que ser volcada y vendida ya que los establecimientos hoteleros están cerrados. 

Se trata de un proyecto pionero de la cadena hotelera en una clara apuesta por las renovables que cuesta más de dos millones de euros. Cuenta con la ayuda económica del Programa SOLBAL, gestionado por el IDAE, y está cofinanciado por los fondos europeos Feder. 

Vista aérea del parque fotovoltaico ubicado en una finca de Sant Llorenç.

Cuando se recupere la normalidad turística y los grandes establecimientos funcionen a pleno rendimiento, cinco hoteles de cuatro y cinco estrellas y un spa en sa Coma [Protur Biomar Gran Hotel, Sa Coma Playa, Safari Park, Vista Badia y Badia Park] recibirán la energía eléctrica que produzca esta instalación fotovoltaica. El resto de hoteles de la compañía contarán con el suministro de energía eléctrica en las propias instalaciones ubicadas en los techos de los edificios. 

El pionero parque fotovoltaico es una clara apuesta de la promotora turística por las energías renovables, ya que estiman que el horario solar se adaptará perfectamente al horario de los establecimientos hoteleros, dado que la climatización de los edificios es lo que más consume y coincidirá con las horas puntas de sol, es decir, cuando más energía producirá el parque fotovoltaico.

Producción de aceite

Desde el punto de vista ecológico, la cadena destaca que el uso de estas energías renovables supondrá un ahorro estimado, en emisiones a la atmósfera de 2.500 toneladas de CO2. Asimismo, la finca que alberga el parque solar, tiene sembrado en su contorno delimitando el área más de un millar de olivos, cuya producción estará destinada a la producción de aceite. Mientras será un rebaño de ovejas el encargado de mantenerlo limpio de hierbas y maleza la zona.

Para conseguir más efectividad, los más de siete mil paneles solares estarán dotados de un sistema, que seguirá la luz solar desde el amanecer hasta el atardecer. Durante la noche y ante la falta de luz solar, los edificios se suministrarán con luz de la red eléctrica tradicional. El parque, que en breve será una realidad, ha llevado dos años de trabajos burocráticos para conseguir las pertinentes autorizaciones de las diferentes administraciones. Una vez en funcionamiento, se calcula que la vida útil será de 25 años.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats