Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios mallorquines quieren disfrutar de los aledaños del lujo

Las patronales isleñas piden a Cort que dinamice zonas como Velázquez, Sindicato y Oms

Las patronales mallorquinas del comercio tradicional reconocen que hace ya mucho tiempo que para un pequeño empresario local resulta inviable hacer frente a los alquileres que se pagan en los principales ejes de Palma, como Es Born, Sant Miquel o Jaume III. Es por ello que reivindican ante el Ayuntamiento la necesidad de dinamizar otras calles del centro de la ciudad que sí son todavía accesibles para el comercio tradicional, con el fin de aprovechar los flujos de visitantes que generan los ejes principales y elevar la clientela. Como ejemplos, se señalan las zonas de Velázquez, Sindicato o de Oms.

Los presidentes de las patronales Afedeco y Pimeco, Toni Gayá y Antoni Fuster respectivamente, y el vicepresidente de Pimem-Comerç, Miguel Angel Salvá, coinciden en que para un empresario local resulta «inaccesible» disponer de un local en Es Born, por ejemplo, por mucho que durante la covid aumentará la disponibilidad de sus locales y se rebajaran los alquileres. Pero insisten en que el comercio local tiene una oferta claramente diferenciada de la que presentan las grandes superficies y las franquicias existentes en todo el territorio nacional, y defienden la necesidad de mantener su presencia en el centro de Palma.

En este sentido, se señala que hay calles a las que todavía puede acceder un empresario mallorquín y que muestran una elevada presencia de viandantes, como Jaume II, Sindicat y Oms, cuyo atractivo debería de ser potenciado con la ayuda del Ayuntamiento, y otras cuya recuperación se considera imprescindible, como Velázquez.

No se oculta que atraer al empresariado local no resulta fácil, y se señala que en Sindicat se está registrando una fase de sustitución de comercio oriental por tiendas de reparación y complementos de telefonía móvil, aunque también se implantan nuevas zapaterías, mientras que en Oms resulta evidente el peso que ha ganado la restauración, pese a mantenerse algunos comercios «de toda la vida». Respecto a Velázquez, se lamenta que haya pasado de ser un referente comercial hace décadas a mostrar ahora una baja actividad en este sentido.

Todos estos representantes empresariales recuerdan que el proyecto de centros comerciales de cielo abierto, para el que recibieron el apoyo de la conselleria de Sectores Productivos, se encuentre estancado y señalan al Ayuntamiento como uno de los responsables por su pasividad.

Compartir el artículo

stats