Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis panaderías de Palma compiten por hacer el ‘Tianet’

El dulce que gane el concurso de Cort, que debe ser elaborado con ingredientes propios de la cocina mallorquina, se consolidará como el nuevo pastel de las fiestas de Sant Sebastià

Seis panaderías de Palma compiten por hacer el ‘Tianet’ Bernardo Arzayus

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Seis panaderías de Palma compiten por hacer el ‘Tianet’ Irene R. Aguado

Si no es por el olor a dulce recién hecho que desprenden, es por los golosos pasteles que tienen expuestos o por la atractiva esencia que mezcla lo tradicional con lo artesano. Por un motivo u otro, es difícil pasar por delante de las seis panaderías que compiten en el concurso del ‘Tianet’ y resistirse a entrar.

El concurso del Ayuntamiento de Palma que busca el que será el dulce de Sant Sebastià tiene cierto encanto porque todos los comercios que participan son pastelerías y panaderías tradicionales con una larga historia asentada en Ciutat. Empezando por el Fornet de la Soca, el Forn Fondo y el Forn de la Glòria, pasando por la Pastisseria Trias, la Pastelería Ángel y Lluís Pérez Pastisser.

Los seis se han inscrito en el certamen que entregará el nuevo título honorífico de ‘Tianet’ de Sant Sebastià, que con el tiempo se consolidará como el nuevo pastel propio de estas fiestas patronales. La idea es que, como sucede en otros municipios con la ‘espinagada’ o las cocas de Sant Joan, los palmesanos se habitúen a consumir este producto.

La ruta gastronómica que propone Cort a los ciudadanos invita a probar la propuesta pastelera de cada local, para luego votar al mejor candidato en la web del Consistorio ‘Tu Fas Palma’ y, entre todos, elegir al ganador. Los dulces, que han de estar hechos con ingredientes propios de la cocina mallorquina como requisito, estarán a la venta a partir de mañana en las panaderías, y el próximo 29 de enero el Ayuntamiento anunciará el ganador.

El dueño de Forn Fondo, Pau Llull, ha elaborado para la ocasión una pasta de hojaldre rellena de sobrasada y hecha con confitura, miel, manzana y almendras. Un pastel «refrescante» con una base «dulce y melosa», explica Llull: «Es un dulce original y representativo de Sant Sebastià porque tiene como ingrediente estrella la sobrasada y la almendra local». El dulce estará disponible en el local de la calle Unió por tres euros.

La sobrasada también protagoniza la propuesta de la propietaria del Forn de la Glòria, Xisca Camps, que para el concurso presenta uno de los preferidos por sus clientes: las cañas dulces de sobrasada con confitura de albaricoque y azúcar en polvo. La pasta, además de hacer alusión al clásico embutido, es todo un éxito entre los habituales del horno. Por 1,50 euros ya se puede degustar en esta pastelería, que da nombre a la calle en la que se ubica.

12

Seis panaderías de Palma compiten por hacer el 'Tianet' B. Arzayus

Por su parte, el conocido chef Tomeu Arbona presentará desde el Fornet de la Soca un divertido panecillo con forma de cerdito, muy parecido a las antiguas ‘magranetas’ y relleno de sobrasada y miel. «Tiene aspecto de cerdo porque es lo más representativo de estas fiestas, tiempo de ‘matances’, además reivindica los panes tradiciones y los productos ecológicos». El simpático candidato se puede degustar por 3,50 euros en la Plaza de Weyler, donde se situaba el antiguo Forn des Teatre.

Pep Trias, dueño del Forn i Pastisseria Trias, ha reivindicado con su propuesta la figura del gató mallorquín —sin harina, insiste el repostero, para que lo puedan comer los celíacos—, en esta elaboración cubierta de chocolate de trufa y rellena de crema pastelera. La guinda del pastel la pone una flor de almendro natural, un árbol que precisamente florece en enero, el mes de la fiesta patronal de Palma. «Es un pastel sencillo, atractivo, elegante, muy bueno y con un guiño a Sant Sebastià», matiza Trias sobre su creación, que se podrá probar por 2,50 euros en la Avinguda del Císter del Secar de la Real.

Un guiño a la cultura mallorquina que también tiene la ‘trunyella’ de Ángel Cortés, porque imita la forma de una ‘espardenya’ isleña. Es una masa dulce hecha con huevos, leche, mantequilla, levadura, azúcar y harina, y lo más importante: almendra mallorquina y naranjas de Sóller. «Me gusta promocionar el producto local», dice el pastelero, que aclara que su bollo es «perfecto para tomar delante de una hoguera con algo caliente en Sant Sebastià». Por 2,50 euros, se podrá saborear en la Pastelería Ángel, en la calle Pasqual Ribot.

Por último, la deliciosa coca de algarroba de Lluís Pérez, rellena de praliné de almendra local y naranjas ‘sollericas’, se podrá comer en la pastelería del chef, en la calle Bonaire, por 2,50 euros. Un pastel hecho de «bolitas», explica el profesional, muy fácil de llevar a las ‘torradas’ y compartir en grupo sin necesidad de traer cubiertos, porque se divide en trozos pequeños. «Una aportación diferente inspirada en las recetas tradicionales y con ingredientes mediterráneos», celebra Trias, que, igual que sus otros cinco compañeros de profesión, confía en que esta creación gastronómica le lleve a convertirse en el creador del futuro ‘Tianet’.

Compartir el artículo

stats