31 de diciembre de 2019
31.12.2019
Festa de l'Estendard

Hila reclama en ausencia de Armengol las inversiones de libre disposición que corresponden a Palma

En su discurso con motivo de la Festa de l'Estendard la primera autoridad municipal hace un llamamiento a los ciudadanos para que cuiden los elementos comunes como si fuesen propios

31.12.2019 | 14:29
Hila reclama en ausencia de Armengol las inversiones de libre disposición que corresponden a Palma

El alcalde de Palma, José Hila, ha reclamado esta mañana en ausencia de la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, las inversiones de libre disposición que corresponden a Palma en aplicación de la Ley de Capitalidad para que el Ayuntamiento las "dedique a proyectos propios y las ejecute".

La máxima autoridad municipal ha incluido esta reivindicación en el discurso pronunciado en la plaza de Cort el este martes con motivo de la celebración de la Festa de l'Estendard.
Vea las imágenes de la celebración.

Ha recordado que Palma es la capital de la Coumunitat Autònoma en la que vive prácticamente la mitad de la población de las islas. Por ello "ofrecemos servicios a buena parte de la ciudadanía de otros municipios y, en consecuencia, tenemos un papel fundamental en Balears".

De esta forma, ha continuado el alcalde, "la colaboración entre las principales instituciones de las islas es fundamental para conseguir nuestros objetivos, como lo demuestran proyectos como el nuevo Son Dureta, la construcción de una residencia para personas dependientes en Ciutat Jardí o los de viviendas de protección oficial que se pondrán en marcha en 2020", todas ellas inversiones incluidas como "compensación" el próximo año de parte de los 30 millones que debe transferir el Govern y el Consell anualmente en concepto de capitalidad, decisiones de las que Hila, por otra parte, ha manifestado sentirse "satisfecho".

Ante un auditorio integrado por representantes del Govern, con la consellera de Servicios Sociales Fina Santiago como única representante del Ejecutivo autonómico; la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera; el presidente del Parlament balear, Vicens Tomás; el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull  y entidades y asociaciones, además de un centenar de personas y los niños y niñas que, junto con Miquela Lladò, acababan de representar el poema La Colcada, de Pere d'Alcàntara Penya, el alcalde ha instado a todos los ciudadanos a "cuidar como propios los árboles, las luces de las calles, los contenedores o las aceras", haciendo hincapié en que la palabra clave es "el civismo".

En caso contrario, ha afirmado que su equipo de gobierno "luchará contra el incivismo". Y, para conseguirlo, ha recordado que "hemos iniciado el procedimiento para la contratación de 100 nuevos policías" que además "nos permitirán desarrollar la policía de proximidad que queremos y que se nos reclama".

Por su parte, se ha comprometido a luchar por "una ciudad justa, ejemplo de sostenibilidad, eficiente, participada, accesible, creativa y amada, que innova y que ofrece unos buenos servicios públicos".

En el día en que la ciudad "vive la celebración más importante en su calendario, porque se conmemora "el nacimiento de Mallorca y de la Palma actual" y después de haber "plantado el pendón real en medio de la plaza de Cort, un gesto con el cual recordamos un hecho histórico que nos reafirma como pueblo", el alcalde ha reivindicado también la ciudad de los derechos.

Tras recordar que en Palma conviven personas "de más de 170 países", lo que "significa una gran fuente de riqueza y de interacción de culturas" ha afirmado que "no queremos ni toleraremos" los "mensajes de odio y xenofobia que resuenan actualmente".

La máxima autoridad municipal ha asegurado también que "somos una ciudad plural, en la que todo el mundo es bienvenido, de los derechos, de la tolerancia, de la igualdad entre hombres y mujeres, de la educación y de los menores", mostrando una una ciudad "que construye el futuro desde el respeto" y que "quiere dar ejemplo".

Igualmente, ha manifestado que "también queremos ser ejemplo de ciudad sostenible" para lo que, ha indicado que "estamos dibujando una nueva Palma desde 2015" con actuaciones tendentes a "alcanzar un desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, el trabajo docente y el crecimientoeconómicamente justo, la paz, la justicia, las instituciones sólidas y la reducción de las desigualdades".

Hila también ha hablado de la movilidad y ha recordado el impulso que se ha dado en estos primeros seis meses de mandato a la pacificación del tráfico en el centro con las restricciones introducidas en la calle Unió, la plaza del Mercat o la peatonalización de la calle Velàzquez o en la "revolución" iniciada en la EMT con la renovación de la flota de vehículos, la creación de líneas y la mejora de frecuencias.

Igualmente ha enumerado los proyectos que el equipo de gobierno prevé poner en funcionamiento a lo largo del año que comienza: la recuperación de las casas de Son Ametler, el nuevo eje cívico de Nuredunna y la reforma de la calle General Ricardo Ortega. O la adecuación de las calles de la Barrera, de Villalonga y de Borguny en son Espanyolet, y la calle de Rafael Rodríguez Méndez en el Camp d'en Serralta y es Fortí. También se actuará en el Rafal Vell, el Parc ce la Riera y en la Platja de Palma.


Si en el pasado mandato se tomaron medidas para "equilibrar y racionalizar la oferta turística" en el presente se actuará sobre los cruceros "de acuerdo con el sector" para que la ciudad "de éxito no muera de éxito". Asimismo, ha insistido en que continuarán apoyando al comercio de proximidad y a la cultura "con ofertas de música diferentes y una programación estable en unos buenos espacios municipales" y que, por primera vez, "ponga a disposición de los músicos un lugar para ensayer en condicines".

El tradicional discurso de fin de año del alcalde se ha pronunciado en la plaza de Cort después de que Miquelina Lladó y componentes de la Escola de Dances de Mallorca ha recitado el poema La Colcada, de Pere d'Alcàntara Penya. Un acto que se realiza después de que a las 10,15 de la mañana la Corpoarción municipal ha plantado el pendón de Jaume I y sacado el casco del Rei Martí en la plaza de Cort para, precedidos por agentes de la Policía Local a caballo y vestidos de gala, los Cossiers y Cavallets de la Escola de Dances de Mallorca, un grupo de Cavallers de Sant Jordi a caballo y varias parejas de xeremiers dirigirse a la Seu para asistit al oficio solemne presidido por el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.

En el trayecto a la Catedral se han incorporado a la comitiva los consellers de Consell de Mallorca con su presidenta, Catalina Cladera al frente, excepto los representantes de los grupos de consellers del PP, Ciudadanos y Vox, como acto de protesta por el cambio de la Diada de Mallorca del 12 de septiembre al 31 de Diciembre. Los consellers del PP, si bien no han realizado el recorrido con la comitiva, sí que han asistido a misa portando la medalla oficial de la institución.

Frente al Consell se ha producido el único incidente del día, aunque sin consecuencias. Un ciudadano ha gritado al paso de la Corporación municipal: ¡"Fulgencio, golpista"!, en referencia al general retirado Fulgencio Coll, ahora portavoz del grupo municipal de Vox en Cort.

La Festa de l'Estendard ha finalizado en el salón de plenos del Ayuntamiento a las dos menos cuarto de la tarde después de la concesión de las medallas de oro de la ciudad a la Escola de Música i Dansa de Mallorca, al Taller de Restauració del Bisbat de Mallorca, la Fundació Banc d'Aliments y a la Unió Deportiva Collerense Fúlbol Femenino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!