20 de agosto de 2019
20.08.2019
Vandalismo

Turistas de Alzina Living amenazan e insultan a vecinos de Son Espanyolet

Residentes lindantes a una vivienda vacacional les pidieron que no hiciesen ruido a altas horas de la noche y los visitantes se enfrentaron a ellos

20.08.2019 | 00:11

Los turistas alojados en una de las polémicas casas vacacionales de Alzina Living, en el barrio de Son Espanyolet, respondieron "con extrema violencia, insultos y provocaciones para enfrentarse a una pelea" ante los vecinos que les pidieron que no hiciesen ruido a altas horas de la noche. Eran las 23 h. del pasado domingo y un grupo de residentes de las casas aledañas al alquiler turístico de la calle Mas 23 (que también linda con Sant Josep y Alzina) solicitó a los inquilinos bajar el volumen, pero estos les replicaron no solo con las citadas amenazas, sino que "se plantaron frente a la casa de uno de los vecinos gritando que salieran para pegarles", según explicó ayer la presidenta de la asociación de Son Espanyolet y Son Cotoneret, Margarita García Coll, y otros residentes en una aplicación web vecinal.

Unos días antes, otro turista de la vivienda vacacional de la calle Mas número 19 (que llega hasta Alzina 22) "llegó a saltar la pared y entró en la casa vecina, en casa ajena", tal como denunció García. Recordó que el allanamiento de morada por parte de inquilinos de la empresa Alzina Living se ha producido en más ocasiones en otros domicilios y lamentó que "todos estos sucesos los sufren los vecinos sin amparo alguno", ya que la Policía Local no responde a sus llamadas, por lo que exige a las administraciones "que actúen de forma contundente para frenar los abusos" que están viviendo. El ruido en cualquier momento y los comportamientos vandálicos llevan siendo denunciados desde hace más de un año.

Pintadas en las casas


Después de la última trifulca, la del domingo por la noche, ayer aparecieron pintadas en las tres viviendas de Son Espanyolet que comercializa la citada empresa. En ellas se leía 'Arruix' (fuera) y 'Fora Alzina Living'. Se desconoce la autoría de estos actos, también vandálicos, y no es la primera vez que los inmuebles del noruego Erik Oren son objeto de pintadas, ya que en febrero la fachada de otro inmueble amaneció con el texto: "¡Váyase! En este barrio no lo queremos", entre otras cosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!