03 de mayo de 2013
03.05.2013
Diario de Mallorca

La EMT rebaja la frecuencia en ocho líneas y suprime servicios en otras nueve

La medida, que entrará en vigor a mediados de mes, se adopta con el fin de ahorrar 800.000 euros - El plan pretente ajustar la oferta a la disponibilidad de los recursos y se aplica después de haber realizado estudios sobre movilidad de los pasajeros

03.05.2013 | 06:30
La línea de Génova a Sant Agustí es una de las nueve afecadas por la supresión de salidas.

El teniente de alcalde de Hacienda, Julio Martínez, anunció el lunes que no habría más recortes ni subidas de impuestos porque se había cerrado el año pasado con "equilibrio presupuestario". Menos de una semana después, los hechos le desmienten.
La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha anunciado la puesta en funcionamiento, a partir del presente mes de mayo, de un plan de ajuste que, entre otras cuestiones, rebaja la frecuencia de paso de los autobuses por las paradas de ocho líneas y suprime servicios a partir de las ocho de la noche en otras nueve. De esta forma, según el presidente de la EMT y concejal de Movilidad de Cort, Gabriel Vallejo, se pretende conseguir un ahorro de 800.000 euros en lo que resta de año.
Vallejo indicó asimismo que estas medidas se adoptan después de haber realizado numerosos estudios internos sobre la movilidad de los pasajeros en las líneas que sufren los recortes o los cambios con el fin de conocer los hábitos de los ciudadanos, tanto por lo que se refiere a las rutas como a los horarios.
El empeoramiento de las frecuencias afecta a toda la franja horaria, de tal forma que el intervalo de paso de los autobuses en las líneas afectadas se verá incrementado entre uno y cinco minutos. La línea más perjudicada por este hecho será la 34, que une Son Espases con Es Rafal, que pasará de tener una frecuencia de 40 minutos a que un autobús pasará por las paradas cada hora.
En este caso, el cambio se acompañará con una modificación en su recorrido suprimiéndose un tramo en el polígono de Son Castelló, hecho que provocará que los pasajeros que se dirijan al centro hospitalario verán como se reduce en entre 10 y doce minutos un recorrido en el que hasta ahora se invertía una media de cuarenta minutos.

Nueva conexión con Son Espases
En el caso de la línea seis, que comunica el Polígon de Llevant con Son Espases, la frecuencia actual de 25 minutos pasará a 30. En este caso la línea alargará su recorrido desde el Polígono de Can Valero para llegar al centro hospitalario.
Esta prolongación propiciará que sean cinco líneas las que conectarán las distintas barriadas de la ciudad con Son Espases, hecho que, según la empresa, supondrá que el hospital de referencia quedará comunicado por transporte público desde cualquier barriada de la ciudad.
La línea 7 de Son Rapinya verá empeoradas sus frecuencias de paso en una media de un minuto, mientras que la 8, de Son Roca, pasará de los siete minutos actuales a ocho.
La frecuencia de la línea 24, que comunica el hospital de Son Llàtzer con las piscinas de Son Hugo pasará de los 25 minutos actuales a 33. La línea 29, conocida como circular de Son Espases, mantendrá su frecuencia de 19 minutos por las mañanas, mientras que, a partir de las 14.30 horas será de 34 minutos.
La 30 de Sant Joan de Déu pasará cada 25 minutos en lugar de los 20 actuales, mientras que la línea 12 de Son Sardina unificará la frecuencia de los sábados a 25 minutos todo el día.
Otras nueve líneas se verán afectadas por la supresión de servicios a partir de las ocho de la tarde, mediante la eliminación de salidas, aunque en todos los casos se respetan las últimas en las cabeceras de línea, así como las que coinciden con las de centros laborales, especialmente hospitales.
En este caso las líneas afectadas son la 5 (es Rafal–Son Dureta), 7 (Son Rapinya), 8 (Son Roca), 10 (Son Cladera), 14 (Son Ferriol), 16 (Establiments), 20 (Sant Agustí-Son Espases, la 46 (Génova-Sant Agustí) y la 29 (Circular de Son Espases.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!