Los camioneros están cargando sin problemas los productos para Baleares en la península

La patronal de las islas destaca que en algunas zonas clave "se ve mucha policía, pero nada más"

Contenedores de mercancías en el puerto de Palma

Contenedores de mercancías en el puerto de Palma / B.RAMON

Fernando Guijarro

Fernando Guijarro

El primer día de huelga de camioneros se está desarrollando durante sus primeras horas sin problemas para el transporte de las mercancías con destino a Baleares, según destaca el presidente de la asociación de la patronal CAEB que agrupa a este sector en las islas, Ezequiel Horrach.

Este representante empresarial, cuya organización ha optado por no respaldar la protesta, señala que los camioneros están trabajando sin incidentes en los puntos de la península más relevantes para el archipiélago, como son Madrid, Valencia y Barcelona, a los que se está llegando sin que se vean bloqueados por piquetes. «Hay zonas en las que se detecta una elevada presencia policial, pero nada más», afirma Horrach.

En estos momentos estos vehículos están recogiendo las mercancías que deben de transportar, para dirigirse luego a los puertos de Barcelona y, especialmente, de Valencia, sin que por el momento se hayan detectado bloqueos en sus itinerarios.

El presidente de la asociación de transporte de mercancías de CAEB recuerda que los cambios legislativos aprobados por el Gobierno central tras las protestas del pasado mes de marzo han permitido a las empresas del sector repercutir el aumento de los costes sobre sus clientes, de ahí que se insista en que no hay motivos en esta ocasión para poner en marcha un paro, que ha sido convocado por una plataforma minoritaria y que no cuenta con el respaldo de las grandes patronales nacionales.

En el caso de Baleares, Horrach pone de relieve que no se está respaldando la huelga indefinida y que los vehículos del sector están circulando por las islas con normalidad.

El presidente de la asociación sectorial de PIMEM, Jeroni Valcaneras, ha calificado de «fracaso» la citada protesta, y ha considerado que la jornada del lunes ha sido de «normalidad absoluta», al no haberse detectado bloqueos ni piquetes en los polígonos y plataformas de la península, con la llegada sin problemas a los puertos de las cargas con destino al archipiélago.

Además, Valcaneras ha destacado el escaso seguimiento que en su opinión ha registrado la manifestación que se ha llevado a cabo por las calles de Madrid, al estimar que los participantes no habían llegado al millar.

El representante de la citada asociación de PIMEM ha considerado que la protesta ha sido «perpetrada por grupos que buscan la desestabilización del Gobierno y que para nada les interesa el bienestar del sector y su futuro».

Sin acopio en supermercados

Por su parte, fuentes de las empresas de supermercados apuntan a que, aunque durante la semana pasada reforzaron sus existencias ante la previsión de que el suministro se pudiera ver obstaculizado por el paro, los consumidores del archipiélago no han intentado hacer acopio de productos durante el fin de semana, situación de normalidad que se está manteniendo durante esta mañana.

Hay que recordar que las principales firmas de alimentación habían aprovechado los últimos días de la semana pasada para reforzar sus reservas de productos, con el fin de evitar cualquier posible situación de escasez de cualquiera de sus referencias.

Suministros garantizados

El presidente de la asociación de distribuidores de alimentos y bebidas de las islas, Bartolomé Servera, también ha restado importancia al paro iniciado este lunes, y ha subrayado que las empresas de su sector han garantizado a sus clientes, entre los que se encuentran hoteles, restaurantes, colegios y hospitales, que van a disponer de los suministros necesarios para superar sin problemas la citada protesta, incluso aunque se activen los piquetes y haya problemas para cargar los camiones en los buques que conectan el archipiélago con Valencia o Barcelona.

Servera ha puesto de relieve que la suma de las empresas de distribución del archipiélago disponen de 200.000 metros cuadrados de almacenes y cámaras frigoríficas para garantizar que los citados centros van a disponer de los productos que necesitan, con la excepción de aquellos que tienen una corta vida para su conservación, como el pollo fresco, aunque ha añadido que siempre se puede recurrir al congelado, por lo que en ningún caso se van a dar situaciones de desabastecimiento en Balears.

Hay que recordar también que desde la Delegación del Gobierno en las islas se anunció la semana pasada que se está manteniendo un intercambio constante de información con otras delegaciones de la península para detectar si se registra algún problema en la llegada de mercancías por vía marítima, con el fin de adoptar las medidas necesarias para garantizar que los camiones pueden embarcar en los puertos de los que existe una mayor dependencia, como el de Valencia.