Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pimeco decide el lunes si sale de su crisis con PIMEM a ‘las malas’ o con pacto

La asociación de comercio adoptará su postura sabiendo que PIMEM acordó el pasado día 12 que la expulsión no tiene marcha atrás

Antoni Fuster, presidente de Pimeco. M. MIELNIEZUK

La próxima semana va a ser clave para determinar la forma en la que se va a cerrar el divorcio entre la federación de la pequeña y mediana empresa de Mallorca (PIMEM) y la que históricamente fue su asociación de comercio (Pimeco). Esta última celebrará el lunes, día 26, su junta para determinar si la separación se va a producir de forma amistosa y asumida por ambas partes, o si se va a mantener ‘a las malas’ la pretensión de seguir dentro de la citada federación sin aceptar la expulsión. En cualquier caso, el pasado día 12 fue PIMEM la que celebró la reunión de sus máximos responsables, y la decisión de que la ruptura se lleve hasta las últimas consecuencias se calificó de irrevocable.

El presidente de PIMEM, Jordi Mora, está buscando apoyos externos para intentar convencer a Pimeco de que acepte de buen grado la separación entre ambas partes, dado que no hay marcha atrás en la decisión de la citada federación de impulsar su nueva asociación Pimem-Comerç a costa de echar a su antigua sectorial.

Lo que ahora se intenta es que sean los máximos responsables de Pimeco, empezando por su presidente, Antoni Fuster, los que se avengan a un divorcio amistoso, con el fin de evitar así que PIMEM tenga que celebrar una nueva asamblea para votar por segunda vez la citada expulsión.

Hay que recordar que la anterior asamblea de la federación mallorquina celebrada en julio aprobó por unanimidad dicha salida, pero sin convocar a la misma a Antoni Fuster, algo a lo que ahora éste se agarra para denunciar que se vulneraron los estatutos de PIMEM, con el fin de llevar este tema a los Tribunales.

En la federación de las pymes se ha barajado celebrar una nueva asamblea, invitando esta vez a los responsables de Pimeco, para votar de nuevo esa expulsión, pero fuentes internas admiten que eso supondría dar la razón a Fuster y a su denuncia de que se vulneraron las reglas del juego en la primera reunión, por lo que de momento se intenta evitar esta alternativa y lograr que la separación se produzca con el visto bueno de las dos partes.

Todas las opciones abiertas

El presidente de Pimeco confirma que el lunes se celebrará una junto de su asociación para adoptar una decisión definitiva, y admite que en estos momentos «todas las opciones están abiertas y son posibles», dado que en el seno de esta organización de comercio hay defensores de llevar la batalla hasta el final pero también quienes apuestan por poner fin a una pelea que desgasta a las dos partes.

Hay que tener en cuenta que Pimeco ya fue expulsada de PIMEM hace años, siento entonces presidentes de ambas organizaciones Bernat Coll y Jaume Xavier Roselló respectivamente, pero posteriormente se llegó a un acuerdo para su retorno.

Desde esta asociación de comercio siempre se ha hecho gala de que es totalmente autónoma y que no precisa de los servicios de la federación para su funcionamiento. Sin embargo, se asume que una ruptura definitiva irá seguida de tensiones respecto a la representatividad, dado que Pimem-Comerç aspira a formar parte de la mesa encargada de negociar con los sindicatos en 2024 el nuevo convenio colectivo para el sector.

Compartir el artículo

stats