Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncia

El capitán de un pesquero italiano niega en Palma la explotación laboral

La Policía Nacional traslada el caso a la justicia italiana para que lo investigue

Agentes de la Policía Nacional tomaron declaración a uno los capitanes de barcos pesqueros italianos acusados por dos marineros de explotación laboral. El capitán del Salvatore Russo aportó la documentación y los permisos de trabajo de su marinero, negó que trabajaran en malas condiciones y apuntó que el marinero que le acusó había sido despedido recientemente. La Policía remitió un informe al juzgado de guardia y ha notificado el caso al servicio de Cooperación Internacional, que a su vez lo trasladará a la justicia italiana.

El caso fue descubierto el pasado 9 de diciembre, cuando dos ciudadanos indonesios se presentaron en la Jefatura Superior de Policía y denunciaron las condiciones de explotación laboral en la que habían estado trabajando a bordo de dos pesqueros italianos de la misma compañía, el Salvatore Russo y el Victoria Prima, que faenaban en aguas de Balears.

Los dos jóvenes manifestaron que se veían obligados a trabajar jornadas de veinte horas diarias a cambio de 500 euros al mes. Añadieron que el capitán de sus barcos les tenía retenidos los pasaportes y les insultaba durante el trabajo.

El caso quedó en manos del Grupo I de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF), que tomaron declaración al capitán del Salvatore Russo, el único que seguía atracado en Palma. El oficial aportó la documentación y el permiso de trabajo del denunciante, y negó que tuviera que trabajar en malas condiciones. Añadió que recientemente se le había notificado su despido.

Los policías de la UCRIF elaboraron un informe que fue enviado al juzgado de guardia y al servicio de Cooperación Internacional de la Comisaría General en Madrid, que trasladará el caso a la justicia italiana para que lo investigue.

Compartir el artículo

stats