Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vox, primer partido que no enmienda unos presupuestos en la historia democrática de Baleares

Fuentes del Pacto recuerdan que cada uno de los diputados está cobrando entre 3.000 y 4.000 euros cada mes

Jorge Campos, portavoz de Vox en el Parlament. | G.BOSCH

Las enmiendas parciales a los presupuestos generales de Balears para 2022 se votarán la semana que viene en sede parlamentaria y el viernes acabó el plazo para presentarlas. Una de las sorpresas de los grupos del Parlament balear fue la noticia de que Vox no había presentado ninguna enmienda parcial a las cuentas del próximo año. Esta es la primera vez que ocurre en la historia democrática de Balears, por lo que se trataría de un hecho insólito en esta comunidad. El partido ya anunció en el Congreso que no presentaría enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado. El año pasado siguieron la misma línea y recibieron acusaciones por dejación de funciones y de no trabajar.

En los últimos días los partidos políticos han comentado este suceso porque, explican, «no entendemos que dejen de hacer su trabajo cuando están cobrando un sueldo público». Diputados de todo el arco político han mostrado en privado su estupefacción ante esta noticia porque muchos de ellos llevan semanas trabajando en las enmiendas.

Fuentes del Pacto admiten que, pese a las diferencias que existen y las confrontaciones entre partidos, se sorprendieron sobremanera porque «cobran unos sueldos importantes que pagamos todos los ciudadanos y han decidido no trabajar». En este sentido, algunos diputados explican que Vox ya ha abandonado varias comisiones del Parlament, sobre todo relativas a los presupuestos ante la perplejidad de los demás diputados.

Todos ellos recuerdan que cada uno de los diputados está cobrando entre 3.000 y 4.000 euros cada mes. Incluso algunos afirman que es una «mala noticia» porque «se está financiando con dinero público a la extrema derecha».

Compartir el artículo

stats