La consellera de Salud, Patricia Gómez, instó ayer a vacunarse a las 160.000 personas de Balears que, formando parte de su población diana actual (todos los mayores de 12 años), aún no lo habrían hecho.

Para ofrecer esta cifra de no vacunados la consellera recontó que de las 220.000 personas no vacunadas aún, unas 23.000, el diez por ciento del total, ya habrían comunicado explícitamente que no pensaban vacunarse porque no confiaban en el fármaco.

De los 200.000 restantes, continuó, unos 40.000 estarían empadronados o residirían en otras CCAA donde ya se habrían inmunizado contra la covid y habría que restarlos de la población a vacunar en las islas, detalló la consellera tras los ajustes que han realizado con Madrid.  

El hecho de que solo faltaran estas 160.000 personas por vacunarse elevaría unos cuatro puntos el porcentaje de población diana balear con doble pauta de vacunación, que pasaría del 82,9% comunicado ayer a cerca del 87%, se congratuló la consellera. 

Sobre el colectivo que aún no lo ha hecho, Patricia Gómez barajó varias hipótesis, reveló que muchos de ellos serían extranjeros con mucha movilidad y que, por ello, están recurriendo a la ayuda de los consulados.