Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enfermeras de Primaria han puesto 4 de cada 10 vacunas covid en Baleares

IB-Salut admite que todos los equipos de los centros de salud trabajan más ahora

A las residencias de ancianos acudían enfermeras de los centros de salud para vacunarles. | CATI CLADERA/EFE

El 41,3% de las 1.609.245 vacunas contra la covid-19 inoculadas hasta el pasado viernes en esta comunidad autónoma han sido inoculadas por personal de enfermería de los centros de salud de este archipiélago, según datos facilitados por el Servei de Salut.

Así, este colectivo profesional administró un total de 665.539 dosis vacunales, más de cuatro de cada diez. Y de ellas, 363.610 vacunas, más de la mitad, el 54,6%, fueron inoculadas en los propios centros de salud.

Este dato asistencial fue desvinculado por el propio Servei de Salut de la actividad habitual de este colectivo sanitario. Una actividad que ha crecido significativamente en comparación con la registrada en el ejercicio inmediatamente anterior a esta pandemia de covid-19.

Así, en términos generales, el Servei de Salut admite que todos los equipos profesionales de la Atención Primaria -médicos de cabecera, enfermeras y pediatras- han visto incrementada su actividad habitual previa a la pandemia por haber tenido que añadir a su trabajo habitual en los centros de salud el originado por la alarma sanitaria mundial.

Crecen un 31% las consultas

Así, según datos facilitados por el citado departamento, las consultas de enfermería realizadas entre los meses de enero y agosto de este año han crecido un 31% respecto a las realizadas en el mismo periodo de 2019, el último año en el que la Humanidad aún estaba libre de la pandemia.

Este aumento porcentual es el resultado de las 1.564.717 consultas enfermeras realizadas entre enero y agosto de 2019 frente a las 2.060.003 realizadas en el mismo periodo de este año. Lo que se omite en la información del IB-Salut es cuántas de estas consultas enfermeras de 2021 se realizaron de forma telefónica, no presencial, modalidad anteriormente inédita que ha llegado con la pandemia al parecer para quedarse.

Aportando tan solo porcentajes, abundan que la atención enfermera proporcionada de manera presencial en los centros de salud ha crecido un 33% en este 2021 frente a 2019 mientras que las atenciones a los pacientes en sus domicilios también creció, en un 8%.

Aparte de en la vacunación, estas profesionales sanitarias han tenido un gran protagonismo en los circuitos para enfermedades respiratorias habilitados en cada centro de salud, con la realización de los interrogatorios y pruebas diagnósticas para confirmar o descartar la infección vírica así como del control de los pacientes que, con sintomatología leve, pasaron la enfermedad en sus domicilios particulares.

La atención a los más pequeños también ha crecido en este nivel asistencial en el que, según las cifras facilitadas, el número de consultas pediátricas aumentaron un 10% al superarse las 353.000 en los 8 primeros meses de este año frente a las 320.544 realizadas en 2019.

Y, por último, también ha crecido un 10% la actividad global desplegada por los médicos de familia en el periodo citado de 2021 si se coteja con la realizada dos años antes. En los centros de salud se realizaron en el periodo citado 2,34 millones de consultas frente a los 2,1 millones de 2019. Sí se dio un descenso del 14% en las visitas domiciliarias que el IB-Salut achaca a que fueron realizadas por enfermería y a que los crónicos estuvieron menos expuestos a patologías agudas.

Compartir el artículo

stats