Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trece de los alumnos, doce de Madrid y uno de Andalucía, aún en paradero desconocido

Otros dos confinados protagonizaron un intento de fuga la noche del martes tras el que uno regresó al Bellver y el otro se quedó con un tutor

Estudiantes confinados descuelgan sábanas para conseguir provisiones para seguir la fiesta

Finalmente son dieciséis los jóvenes estudiantes de viaje de estudios en Mallorca que se habrían fugado para evitar el aislamiento o la cuarentena de diez días que el Govern les quería imponer por su, al parecer, condición de contacto estrecho con compañeros de viaje que sí habrían dado positivo de covid-19 en las pruebas PCR.

El vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes, confirmó ayer que actualmente hay dieciséis estudiantes del megabrote asociado a viajes de estudios a Mallorca que estarían fugados.

Yllanes detalló que, además de los tres estudiantes que se fugaron el pasado sábado a la península, hay otros trece más: doce de Andalucía y uno de Madrid. El vicepresidente no tuvo ningún problema en informar acerca de a qué CC AA pertenecían los estudiantes en paradero desconocido a diferencia del portavoz del comité de infecciosas, el médico de familia Javier Arranz que solo un día antes se negó a facilitar los lugares de procedencia de los tres primeros estudiantes fugados al considerar esta información «irrelevante».

Fuga frustrada de otros cinco

Aparte de estos trece jóvenes que «no han sido localizados en Balears», según rezaba el comunicado oficial del Govern, otros dos intentaron salir del hotel acompañados de una persona adulta durante la noche del pasado martes.

Y fuentes de la Policía Nacional añadieron que esa misma noche, en sus batidas regulares que realizan por la zona, tuvieron que intervenir para ayudar a los agentes de seguridad privada del hotel a abortar otro intento de fuga protagonizado por otro grupo de cinco estudiantes a los que finalmente se les pudo convencer de que desistieran de su actitud.

Sobre los dos primeros que finalmente consiguieron salir, uno de ellos, mayor de edad, regresó por voluntad propia, pero el otro estaría guardando cuarentena en casa de un conocido.

El que regresó al Palma Bellver lo hizo de madrugada, después de que fuera localizado por agentes de la Policía Nacional y optara por volver de forma voluntaria y, según la consellera de Salud, Patricia Gómez, «arrepentido». La consellera también señaló que la persona adulta que acompañó a los dos jóvenes en su salida del hotel, una mujer, se trataría de una persona vinculada a movimientos antivacunas.

Según imágenes publicadas por Antena 3, los dos jóvenes salieron con maletas del hotel, por la puerta principal, acompañados de una mujer que increpa a los periodistas diciendo: «Se van porque son libres y punto». La familia del menor de edad que no regresó al hotel habría informado a las autoridades de que guardaría la cuarentena con personas de confianza dentro de la isla.

Compartir el artículo

stats