Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comidas navideñas íntimas y escalonadas

La familia Moreno Jiménez admite que ha sido «extraño», ha echado en falta el bullicio de otros años pero «no ha quedado otra alternativa»

El chef Jacinto del Valle repartió comida en Santa Maria.

El chef Jacinto del Valle repartió comida en Santa Maria.

Del bullicio familiar a unas Navidades íntimas y escalonadas. Las restricciones de no poder ser más de seis en las reuniones familiares ha llevado a posponer los grandes ágapes familiares y celebrar Navidad en unos cuantos días. Y es que cumplir las normas ha implicado establecer turnos entre hermanos y hermanas para comer con sus padres.

Maria Fullana, con su hija y sus nietos, en Manacor.

Es el caso de la familia Moreno Jiménez de Son Servera, que ha cambiado el tradicional encuentro con sus cuatro hijos y sus ocho nietos por cuatro comidas navideñas, una para cada hijo y familia. Del bullicio de unas Navidades en las que se juntaban hasta cuatro generaciones y una mesa llena de comida, a unas Navidades de restricciones. No esconden que la situación ha resultado algo extraña pero que no ha quedado otra alternativa que celebrarla en días diferentes con cada uno de los hijos para respetar las restricciones. Eso sí, hay tradiciones que ni la covid puede alternar: el menú. Ha sido con raciones más reducidas pero la comida navideña transcurrió como siempre, incluido el villancico de la nieta Catalina. Sin ninguna duda, admiten, faltó el calor del resto de familiares, el bullicio de las jóvenes generaciones y los reencuentros.

Nochebuena en casa de Carlos Darder.

En Manacor, Maria Fullana tampoco pudo celebrar las Navidades con su hermana Joana como era habitual. Así, estos días se ha limitado a tener en casa a los contactos directos. Así, su familia ha pospuesto el tradicional encuentro navideño y ya brindarán por un 2021 mucho mejor cuando la situación lo permita.

Día de Navidad en casa de la familia Moreno Jiménez, de Son Servera.

En Sant Joan, Marta Mas celebró unas navidades muy íntimas con su familia pero no faltó la magia, la ilusión ni el más mínimo detalle en una mesa, que aunque fuera para cuatro o seis estaba de lo más cuidada. El solleric Carlos Darder también disfrutó de su Nochebuena en pequeño comité y con horarios adelantados para poder estar a las diez en casa.

Marta Mas y su familia, de Sant Joan, en la cena de Nochebuena.

Solidaridad

Y de la familia a la solidaridad. Y es que en unas Navidades marcadas por la covid, la solidaridad es la gran protagonista. Así, el día de Navidad en Santa Maria, el reconocido chef Jacinto del Valle, que regentó el restaurante Porto Pi con una estrella Michelin, repartió de manera gratuita 80 menús para llevar entre los más necesitados. Ahora regenta un servicio de comida para llevar en los locales del Bar Comerç. La idea le surgió gracias a un cliente que a diario va a comprar un menú. Un día le dijo. «A este invito yo». El comensal se emocionó. Así se dio cuenta de que en el pueblo habría más personas en su situación e ideó elaborar menús gratuitos para repartir el día de Navidad . El menú contó con macarrones, pollo y arroz con leche.

Compartir el artículo

stats