Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern compensa la violación de la LEN

La única herramienta útil para la protección del medio ambiente mallorquín ha sido la Ley de Espacios Naturales, aprobada en 1991 por Gabriel Cañellas. En su doble categoría de ARIP y ANEI, se erigió en un instrumento sagrado por inesperado, que ninguna administración posterior del PP o el Pacto se atrevió a quebrantar. Hasta hoy.

En su caudaloso Decreto-Ley de acatamiento a hoteleros y sobre todo a constructores, el Govern acaba de violar la LEN. No se trata de una infracción en el sentido jurídico, que conllevaría la atribución de un delito impensable en un ejecutivo progresista, sino del maltrato carnal en manada a la intimidad de un ser vivo como es Mallorca, en la fe ecosoberanista que anima al ejecutivo. Y sobre todo, de una violación en la acepción a veces subestimada del Diccionario, en tanto "profanación de un lugar sagrado".

La violación de la LEN por Decreto se produce con el esotérico objetivo de almacenar embarcaciones, lo cual apunta a un beneficiario concreto al estilo de las famosas cláusulas Nadal. Los redactores progresistas de la ley estaban tan avergonzados de su atropello, que la destrucción de suelo ARIP introduce el pintoresco matiz de su autorización únicamente en "zonas no boscosas". Curiosa manera de inspirar a los pirómanos.

Una semana después llega La torna, por el famoso espectáculo teatral del Albert Boadella auténtico. El Govern compensa mohíno la violación de la LEN con el anuncio de una batería de medidas protectoras del suelo rústico. La iniciativa no es despreciable, en tiempos en que la ciudadanía ha de aprovechar incluso las quijotadas laborales de Bildu. Sin embargo, la simultaneidad con el Decreto que desprecia los trámites administrativos demuestra como mínimo el desánimo entre la grey progresista.

Hubo alcaldes que entraron en la cárcel por violar la LEN, y los defensores de la sumisión a ultranza a la industria única hubieran jaleado la construcción de es Trenc. ¿Ese es el modelo?

Compartir el artículo

stats