Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Elena Gonzalo: "La enfermera de práctica avanzada aúna experiencia asistencial y formación"

"La prescripción enfermera es un avance pero no es suficiente, se debería cambiar la ley del medicamento"

La profesora Elena Gonzalo, en un pasillo de Son Espases.

La profesora Elena Gonzalo, en un pasillo de Son Espases. HUSE.

Esta profesora del Área de Salud Internacional de la reputada institución pública andaluza que desarrolla actividades de formación, investigación y consultoría para la mejora de la salud y de la gestión de los servicios sociales y sanitarios ha participado recientemente en la I jornada de enfermería de práctica avanzada que ha organizado el hospital de Son Espases y en la que más de doscientas profesionales de todos los hospitales públicos de las islas compartieron experiencias y proyectos enfermeros ya consolidados.

P Defíname qué es una enfermera de práctica avanzada.

R Es un término para referirse a la práctica enfermera que va más allá de los roles que tradicionalmente tiene asignados esta profesión. Se trata de una enfermera que amplía sus competencias y asume otras de otros profesionales sanitarios como, por ejemplo, ser el primer contacto del paciente al entrar en el sistema, solicitar pruebas diagnósticas, llegar a diagnosticar una enfermedad, realizar interconsultas con otros profesionales o solicitar un ingreso hospitalario.

P En definitiva, asumir papeles hasta ahora casi exclusivos de los médicos?

R Pero no únicamente. También amplía sus competencias en los cuidados que se dispensan a los pacientes. Esto se ve en la gestión de casos, en la enfermera gestora de casos?

P Esta figura ya está funcionando en Balears a raíz de la estrategia de atención a la cronicidad puesta en marcha en esta legislatura. ¿Qué hace una enfermera gestora de casos?

R En definitiva se trata de una profesional que ayuda al paciente a obtener del sistema sanitario lo que necesita. Ejerce un papel de coordinar todos los recursos en torno al paciente.

P Póngame un ejemplo práctico por favor.

R Un paciente pluripatológico con tres enfermedades crónicas complejas que entra en un periodo de reagudización de alguna de ellas por el que precisa ser hospitalizado. Pues bien, desde su ingreso esta enfermera lo valora y ya empieza a coordinar con el resto de profesionales su alta médica. Reclama más agilidad en las pruebas diagnósticas que precise y se pone en contacto con la familia para organizar su regreso. Y si no dispone de soporte domiciliario, puede coordinarlo con otro nivel asistencial como puede ser Atención Primaria. También puede poner al paciente en contacto con una unidad del dolor si, por ejemplo, padece un dolor crónico que no remite de ninguna de las maneras.

P ¿Tienen que tener estas enfermeras una formación especial?

R Sí. Deben tener alguna especialidad y haber completado algún máster. Las enfermeras de práctica avanzada suelen trabajar como gestoras de casos, con pacientes oncológicos, con ostomizados, con heridas crónicas complejas, en cuidados paliativos o con diabetes complicadas, entre otras patologías. Son también profesionales que también apuntan a qué asuntos se deben investigar o a poner en práctica curas o medidas basadas en la evidencia.

P Son, en definitiva, enfermeras muy bregadas en la práctica asistencial...

R Sí, tienen una importante experiencia asistencial que combina con una formación reglada.

P ¿En qué situación se encuentra esta asunción de mayores competencias en nuestro país?

R En un nivel intermedio, en un segundo grupo países como Portugal, Italia, Croacia, Alemania o Francia. En la avanzadilla figuran naciones como EE UU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Finlandia u Holanda, lugares en los que a las enfermeras les pueden llegar asignar algún tipo de pacientes con alguna enfermedad aguda leve. Hay un tercer grupo en el que aún no se ha iniciado esta enfermería.

P ¿Son las enfermeras de práctica avanzada un reflejo de la sociedad actual que apuesta por un mayor papel, por un mayor empoderamiento de la mujer?

R Sí, pero todavía debemos luchar con algunas barreras corporativas que se ponen en nuestro avance.

P Han cambiado el decreto de prescripción enfermera y ahora se les permite recetar fármacos de libre dispensación en las farmacias y material sanitario. ¿Qué le parece?

R Que es un avance, pero no es suficiente. Pienso que se debería cambiar la ley del medicamento para que figuráramos, como otras profesiones sanitarias con menor formación farmacológica que nosotras, como prescriptoras. Acreditando eso sí la competencia que haga falta.

Compartir el artículo

stats